Francisco de Anda y Fernanda Carapia
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-En la etapa más crítica de la pandemia por Covid-19, las autoridades de Jalisco determinaron mantener vigentes hasta el 12 de febrero las medidas restrictivas que originalmente terminarían mañana, pero hay un nuevo problema: llegó la variante E484K, cuyo riesgo de trasmisión es 50 por ciento mayor.
En un video en redes sociales, el Gobernador Enrique Alfaro anunció la nueva vigencia de las medidas. Éstas impiden principalmente la operación de cines, teatros, museos, zoológicos, acuarios, bares, antros, casinos, terrazas y salones de eventos, gimnasios, clubes deportivos, eventos culturales y recreativos e impide el ingreso de mayores de 60 años y menores de 15 a tiendas, centros comerciales y tianguis.
Informó que posterior a estas medidas habrá un nuevo plan integral para todo el 2021, según se acordó en la Mesa de Salud, que permita un rediseño de medidas de prevención, plan de vacunación, atender nuevos tratamientos, plan de atención mental para atender la pandemia y medidas ante el proceso electoral en marcha.
Sobre la variante E484K, un estudio de la Universidad de Guadalajara (UdeG) detectó cuatro casos que ya fueron notificados al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) para su confirmación y que se determine, con certeza, la variante.
Carlos Alonso, investigador en Salud Pública, dijo que es preocupante que haya detectado esta variante del virus en la entidad, debido a que es más agresiva y llega en un momento crítico para el Estado.
“La velocidad con la que se está reproduciendo es sumamente preocupante y lo que más preocupa es que puede favorecer a reinfecciones, puede esquivar lo que es la respuesta inmune de una persona que ya se había contagiado”, apuntó.
Héctor Raúl Pérez Gómez, investigador de la UdeG, agregó que el riesgo de trasmisión es de 50 por ciento más, lo que elevaría el número de contagios.
“El número básico de reproducción de esta cepa es de 3.2, es decir, cada enfermo trasmitirá el virus a 3.2 personas (contra 2.1 de la cepa común)”, indicó.
Ante la llegada de la variante, añadió Alonso, Jalisco debe replantear la estrategia de combate y contención, siendo más enérgico en algunas medias restrictivas para cortar la cadena de contagio.