MONTERREY, México.- El de anoche no fue un adiós definitivo, Napoleón dijo hasta pronto a los regios.
Aunque el poeta de la balada romántica recorre el país con su gira de despedida porque decidió jubilarse de los escenarios, se comprometió con Monterrey a volver el 28 de octubre.
En tierras regias inició su carrera hace varias décadas en el programa del desaparecido Rómulo Lozano.
Anoche, el Auditorio Citibanamex se impregnó desde las 20:34 horas de la nostalgia y melancolía que provocaron las canciones de José María Napoleón.
«De Vez en Vez» abrió el espectáculo en el que 10 músicos y cinco coristas acompañaron al cantautor de 74 años.
«Esta es mi gira de decir adiós y me da mucho gusto venir a Monterrey donde inicié mi carrera hambrística», bromeó al referirse al hambre de los años mosos.
En su caminar artístico, Napoleón le entregó al mundo «Después de Tanto», «30 Años», «Ella Se Llamaba Martha» y anoche los regios las atesoraron como nunca antes.
Por ser un día de fiesta, Napoleón invitó al Mariachi Imperial Azteca, desde su tierra de Aguascalientes, para cantar «Aún Estoy de Pie» y «La Feria de Ferias».
Tras una larga reunión que se sintió entre amigos, cálida y bohemia, dejó para la recta final de su «Hasta Siempre» tour, sus más grandes joyas «Pajarillo», su éxito de 1977 y «Hombre».
Y para decir adiós, al menos por ahora porque Napoleón volverá a la Ciudad, cerró su espectáculo con sus himnos «Eres» y «Vive». (Paula Ruiz/Agencia Reforma)