Ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, durante enero pasado se recibieron 423 demandas, de las cuales sólo un 8% corresponden a trabajadores de Gobierno del Estado y municipios, que en su mayoría piden su reinstalación, indicó su presidente, Rubén Cardona Rivera. Aclaró que en lo sucesivo, las demandas de los trabajadores de organismos públicos descentralizados se van directamente al Tribunal de Arbitraje.
En ese sentido, explicó que tras la tesis de jurisprudencia emitida en noviembre de 2016 por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se determinó que las Juntas Locales de Conciliación ya no son competentes para conocer de las controversias suscitadas con trabajadores de Organismos Públicos Descentralizados a nivel Estatal y Municipal. De ahí que estos casos ahora son turnados directamente al Tribunal Local de Arbitraje y la Junta Local sólo atiende las demandas de las dependencias centralizadas.
“Precisamente, los abogados que se dedican al tema laboral conocen y están actualizados en cuanto al tratamiento que le ha dado la Suprema Corte a estos temas y a partir de noviembre de 2016 ya marca ese parteaguas en que ya no vamos a ver eso, sino que será a través del Tribunal de Arbitraje”.
Por lo anterior, Rubén Cardona Rivera comentó que durante enero pasado recibieron 423 demandas, de las cuales sólo un 8% corresponden a trabajadores estatales y municipales, que en un 80% solicitan la reinstalación y sólo un 20% piden la indemnización.
“La acción procederá en virtud de las pruebas que se presenten. Sí ha habido reinstalaciones, y hay otras que no han prosperado porque queda sujeto a la estrategia que plantean las partes, tanto de la parte actora como la defensa en cuanto a las excepciones para destruir la acción”.
Finalmente, el presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje estableció que durante el 2016 recibieron un total de 210 demandas que corresponden a empresas locales y a organismos públicos descentralizados, contra 245 que tuvieron en 2015, es decir, una disminución de 8.5%.