A dos semanas del regreso a clases, la Central de Autobuses reporta una merma considerable en los destinos turísticos y de playa, con un flujo de 270 a 280 corridas diarias promedio con un factor de ocupación modesto de ocho a diez pasajeros por unidad, informó el gerente Carlos Cruz Reyes.
“Por fortuna no se ha cerrado ninguno de los destinos turísticos desde Aguascalientes; se mantienen las salidas de pasajeros principalmente por motivos laborales, tan sólo en la plaza de León, Guanajuato, el 70% de los usuarios se mueven día a día o cada tercer día por cuestiones de sus trabajos”.
De acuerdo a las corridas que se registraban antes del inicio del ciclo escolar 2020-2021, las líneas de autobuses reportaban un promedio de 280 a 300 corridas cada día, pero en este momento descendió un 5 o 10%. Aparte el factor ocupación continúa moderadamente bajo con 8 o 10 pasajeros, ya que en el tiempo de las vacaciones estaban por encima del 50% del cupo total.
El gerente de la Central de Autobuses mencionó que los destinos de playa sí reportan una caída drástica, en tanto que para el caso de Guanajuato ha habido una baja sensible a lo largo de varios meses a causa del índice delictivo, no se limita a la contingencia sanitaria.
Carlos Cruz Reyes detalló que la plaza de León se mantiene en movimiento, pues existe mucha gente que viaja por cuestiones de trabajo, gracias a la cercanía que implica dos horas de distancia entre ambos destinos. Y en los fines de semana se mueven muchos por ser una plaza del calzado, la piel y los talabarteros.
Respecto a los destinos de la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, apuntó que se mantiene el flujo de pasajeros y un promedio de 11 pasajeros o más se captan en cada una de las corridas.
“En el caso de las corridas que implican hasta 22 horas de ruta, los autobuses suelen irse con más de 30 pasajeros, además viajan en el horario nocturno para llegar por la mañana y dedicarse a sus actividades en los destinos alejados de Aguascalientes”, mencionó finalmente.