Un lote de 80 litros de tequila blanco artesanal de dudosa procedencia, sin etiquetas de identificación ni de facturas de compra, fue asegurado e inmovilizado por la Dirección de Regulación Sanitaria del ISSEA a un establecimiento que opera dentro de la Feria Nacional de San Marcos, cuyo acto será sancionado hasta con dos mil UMAS, equivalente a 160 mil pesos.

Tras informar lo anterior, Octavio Jiménez Macías, director de Regulación Sanitaria, señaló que este tequila será destruido en su momento al ser tirado en el drenaje, pero esto sucederá hasta que concluya el proceso administrativo que ha iniciado al ser detectado este producto fuera de la normatividad.

Esta detección irregular es la primera que ocurre en lo que va de la Feria Nacional de San Marcos, y forma parte de las actividades habituales de verificación de la Dirección de Regulación Sanitaria en establecimientos dedicados a la venta de bebidas alcohólicas preparadas al público.

El negocio que no fue suspendido por la autoridad sanitaria se ubicó dentro del perímetro ferial, por la zona de la Expoplaza, donde se localizaron diversos bidones que en su contenido presentaban un licor que tras un análisis se identificó que cumplía con las características de tequila blanco artesanal, el cual no contaba con ninguna etiqueta de identificación ni factura de su adquisición o procedencia.

El personal de la Dirección de Regulación Sanitaria aseguró e inmovilizó estos recipientes que en conjunto alcanzaron un total de 80 litros de licor, los cuales fueron retirados de manera inmediata del mercado y destruidos por representar un riesgo a la salud de los consumidores ante la falta de etiquetado, identificación y lugar de procedencia.

Octavio Jiménez informó que esta Dirección de Regulación Sanitaria de la Secretaría de Salud del Estado mantendrá operativos de supervisión y verificación de bebidas alcohólicas en establecimientos para garantizar que éstos sean aptos para su consumo.

¡Participa con tu opinión!