La Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente ha retirado cerca de 2 mil unidades de motor por no contar con verificación vigente. De enero a abril, la dependencia antes referida ha envidado al corralón un total de 1,765 vehículos.

De acuerdo con la información consultada en la plataforma de la Coordinación de Planeación y Proyectos, las unidades sacadas de circulación fueron detectadas circulando sin portar el engomado o en su caso por contaminar de manera ostensible, lo cual es causa de sanción. Del total de los vehículos enviados a la pensión, 404 corresponden a unidades de uso intensivo.

Mientras que para el caso de unidades del servicio público en modalidades de taxi, camiones urbanos y combis, han sido en total 33 de ellos. Por su parte, otras 151 unidades corresponden al servicio de carga; sin embargo, la mayor parte de los casos con 1,178 obedecen a autos particulares.

Cabe mencionar que de acuerdo con la estadística, en 2020 el total de vehículos retirados de circulación ascendió a los 3 mil 653, destacando que son los particulares quienes más incumplen con las reglas al ser sancionados 1,892.