Derivado de la incesante violencia intrafamiliar que afecta principalmente a mujeres, niños y adultos mayores por ser considerados los más vulnerables, en este año, tan sólo en el mes de enero fueron expedidas más de 50 órdenes de protección y falta actualizar el dato al último día de febrero, manifestó la magistrada presidenta del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Gabriela Espinosa Castorena.

No obstante, se siguen presentando infinidad de casos en que a pesar de ser necesario solicitar el alejamiento legal de las personas que están causando daño físico o emocional a las mujeres, muchas lo piensan varias veces antes de interponer la demanda y hacer tal petición, pero “es por la cuestión cultural y en lo que debemos avanzar”, consideró.

Lo que debe quedar claro para seguridad de las afectadas por violencia, es que una vez que se quitan el temor y saben que hay organizaciones que les brindan apoyo, pero sobre todo que la ley les ampara, es que una vez emitida la orden de restricción podrán sentirse seguras.

“Y es que cuando el juez otorga la orden, hace que la persona violenta o la que debe ser alejada sea sacada junto con sus cosas de la casa que cohabita con la afectada, o bien que simplemente no se le permita acercarse a los lugares donde se desempeña quien solicita protección”.

Puntualizó que se ha avanzado en el tema de órdenes de protección, de manera que en la actualidad se garantiza una efectividad del 100% una vez que la juez ha expedido ese documento, sólo se pide que quien la ha solicitado se mantenga en su postura, pues al final de cuentas se trata de su propia seguridad.

Informó que en este tema el año pasado se cerró con la emisión de más de 500 órdenes de protección expedidas y como se ven las cosas por ahora es probable que se mantenga esa cifra o incremente, lo cual no debe ser mal visto, pues “pueden aumentar porque ya denuncian más o disminuir porque las afectadas han llegado al límite y han decidido alejarse por cuenta propia mediante la separación o divorcio”.

Cabe hacer mención que las órdenes de protección por violencia no sólo son solicitadas por mujeres, aunque son ellas las que ocupan la mayoría de las solicitudes, pues de las 50 que fueron emitidas durante el mes de enero se estima que un 3% fueron pedidas por hombres que en algunos casos también se sienten violentados.