El Coordinador General de Movilidad, Ricardo Serrano Rangel, sostuvo ayer que ante el regreso a clases presenciales y el incremento gradual en la demanda de usuarios, es determinante que el transporte público garantice movilidad eficiente y moderna, pero sobre todo, que siga respetando los protocolos sanitarios por COVID-19. Hizo un llamado a permisionarios y concesionarios para que cumplan las condiciones físico-mecánicas y documentales que prevé la ley, además de las normas sanitarias, especialmente los urbanos, taxis y combis. Mientras tanto, los urbanos circulan repletos y sin medidas preventivas.