Silvia Olvera
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-A causa del elevado nivel de inflación, empresas, principalmente manufactureras de 8 estados del País, han realizado en los últimos tres meses ajustes al alza en su presupuesto de incremento salarial para 2022, de acuerdo con una encuesta aplicada por Grupo Prodensa.
El sondeo realizado a 118 empresas de San Luis Potosí, Sonora, Coahuila, Nuevo Leon, Chihuahua, Querétaro, Jalisco y Durango reveló que en octubre el promedio de aumento salarial para el próximo año era de 4.9 por ciento, en noviembre se modificó a 5.7 por ciento y en diciembre alcanzó el 6.5 por ciento, pero aún así quedan por debajo de la inflación.
En noviembre pasado, la inflación anual general alcanzó una tasa anual de 7.37 por ciento, la más alta en más de 20 años.
«El grueso de las compañías solía llegar al mes de diciembre con su presupuesto para el siguiente año no sólo elaborado, sino doblemente validado y aprobado. Hoy el entorno económico y de negocios es sumamente cambiante, hoy debe revisarse para asegurar refleje correctamente los escenarios que enfrentarán.
«El factor principal que está impactando los presupuestos es la inflación. El Índice Nacional de Precios al Consumidor observado durante este año ha superado todos los niveles previamente estimados, creando presión en los mercados y obligando a las empresas a replantear sus pronósticos», señala Prodensa, consultora de atracción de inversión.
Álvaro García, vicepresidente de Recursos Humanos de Grupo Prodensa, explicó que 7 de cada 10 empresas buscan ajustar su presupuesto de aumentos salariales a la realidad.
«Los primeros sondeos de incrementos realizados este año arrojaron porcentajes promedios que hoy sabemos que están por debajo de la inflación, ante ello la mayoría de las empresas trabaja en ajustes al mismo», refirió.

¡Participa con tu opinión!