Benito Jiménez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ajustó su cadena de mando y ahora áreas como la Vocería y la Unidad de Asuntos Jurídicos quedarán bajo las órdenes directas del titular de la dependencia, Luis Crescencio Sandoval.

Además, el Estado Mayor Conjunto de la Sedena tiene ahora una responsabilidad directa en el despliegue de tropas operativas en coordinación con la Comandancia del Ejército, de acuerdo con el nuevo Manual de Organización General de la Sedena, publicado hoy en el Diario Oficial de la Federación.

El Manual otorga al Alto Mando la facultad de revisar los asuntos de los Órganos del Fuero de Guerra y Servicios Periciales, del Tribunal Superior Militar, de la Fiscalía General de Justicia Militar, de la Defensoría de Oficio Militar y de la Coordinadora de Servicios Periciales y Ciencias Forenses.

Sin embargo, según el nuevo organigrama del Manual, ahora la Dirección General de Comunicación Social y la Unidad de Asuntos Jurídicos también están bajo su supervisión directa.

Sobre el papel de la vocería, el Manual refiere que debe: «dirigir la planeación y programación del presupuesto, implementación y evaluación de las estrategias de comunicación social de la Secretaría de la Defensa Nacional, con el propósito de dar a conocer a la sociedad mexicana y a las tropas, las acciones que se realizan».

Esto con el fin de mantener la buena imagen del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos.

La Subsecretaría de la Defensa recibió oxígeno con los ajustes, pues de contar con 15 áreas a su cargo, ahora sólo tendrá responsabilidad en siete.

Éstas son la Dirección General de Educación Militar y Rectoría de la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea, la Dirección General de Seguridad Social Militar, la Dirección General del Servicio Militar Nacional, la Dirección General del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos, la Dirección General de Derechos Humanos, la Dirección General de Justicia Militar y Dirección General de Cartografía.

Entre otros cambios, resalta que la Oficialía Mayor, tendrá mano en la Dirección General de Industria Militar, además de asuntos relacionados con el personal, la fabricación y dotación de sus aditamentos y la administración en general.

En contraste, el Estado Mayor Conjunto, que figuraba como mero auxiliar del General Secretario hasta el pasado Manual elaborado en 2017, ahora tendrá ahora mano en el tema operativo como la organización y despliegue de las unidades de Infantería, Artillería, Caballería, Arma Blindada, la Dirección General de Ingenieros y de Policía Militar, en coordinación con la Comandancia del Ejército y el Estado Mayor de la Fuerza Aérea.

«El Estado Mayor Conjunto es el órgano técnico operativo, colaborador inmediato de la o el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, a quien auxilia en la planeación y coordinación de los asuntos relacionados con la Defensa Nacional, transformando las decisiones en directivas, instrucciones y órdenes, verificando su cumplimiento», se establece sobre las funciones de esa unidad, actualmente a cargo del General Ricardo Trevilla.

«Controlar, recomendar y tramitar lo relacionado con la administración de los recursos humanos del Ejército y Fuerza Aérea, llevar el control administrativo del personal que integra el Estado Mayor Conjunto de la Defensa Nacional, mantener actualizada la Planeación Estratégica de la Secretaría, para hacer frente a los antagonismos que atenten contra la Seguridad y el Desarrollo Nacionales y elaborar planes, directivas, instrucciones y órdenes para operar desarrollar y fortalecer al Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos en materia de Seguridad Nacional», añadió el Manual sobre las tareas del Estado Mayor Conjunto.

Esa área también tienen entre sus facultades elaborar, actualizar y supervisar los planes y las actividades de auxilio a la población civil en caso de necesidades públicas, así como «las acciones cívicas y sociales que tiendan al progreso del país y las acciones de ayuda para el mantenimiento del orden, auxilio a las personas y sus bienes en la reconstrucción de las zonas afectadas».

El cambio de Manual de Organización General de la Sedena ocurre a siete meses de que concluya la actual Administración.