Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que los actos de provocación en la marcha contra la violencia de género en la Ciudad de México fueron aislados y no de la mayoría.

Destacó además la labor de las autoridades encargadas de mantener el orden, porque “no cayeron en la trampa”.

“Ayer hubieron marchas en casi todos los estados del País, sin problemas, sólo tuvimos actos de provocación y violencia en la manifestación de la Ciudad de México, pero muy aislados y no de la inmensa mayoría de las participantes

“Grupos que quisieron provocar y afortunadamente los encargados del orden, también en su mayoría mujeres, resistieron y no cayeron en la trampa de la provocación de la violencia”, señaló en su conferencia matutina.

El Mandatario mandó un reconocimiento a las funcionarias que se encargaron de evitar la violencia por “resistir” a las provocaciones, por lo que, enfatizó, ya no se puede hablar de un “Estado represor”.

“Quiero felicitar a todas las mujeres que participaron en el movimiento del día de ayer y hacer un reconocimiento a las encargadas de evitar la violencia que resistieron todo tipo de provocaciones y no cayeron en la trampa, incluso resultaron algunas heridas, pero no hubo represión, no se puede hablar el día de hoy de un Estado represor”, refirió.

López Obrador afirmó que no se tomará ninguna medida contra los grupos que actuaron con “exceso” durante la marcha para que no sea utilizado como pretexto.

Indicó que el movimiento de mujeres que luchan por sus derechos y en contra de la violencia, tiene una vertiente de quienes están en contra de su Gobierno para que no se consume la Cuarta Transformación.

“También considero que no debe de llevarse a cabo ninguna acción en contra de las que actuaron con exceso, porque no queremos que se utilice como pretexto.

“Este movimiento tiene varias aristas, es un movimiento de mujeres que legítimamente luchan por sus derechos y en contra de la violencia, de los feminicidios, pero hay otra vertiente de quienes están en contra nuestra y lo que quieren que fracase, que no pueda consumarse la Cuarta Transformación. Es el conservadurismo disfrazado de feminismo”.