Un derechohabiente ingresó al servicio de Urgencias del Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 en Aguascalientes tras haber ingerido un pesticida a base de fosfuro de aluminio, informó la Representación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el estado.

El fosfuro de aluminio es una sustancia que al contacto con la humedad se convierte en gas fosfina, un compuesto altamente tóxico e inflamable. Ante esta situación, el hospital activó inmediatamente un protocolo de seguridad que incluyó el aislamiento del paciente afectado y la extracción y ventilación del gas en el área de urgencias del Hospital de zona uno, restringiendo la admisión de nuevos pacientes durante varias horas.

El protocolo de emergencia contó con el apoyo técnico de Protección Civil para garantizar la correcta manipulación de la situación. Adicionalmente, se implementaron medidas de protección para el personal hospitalario, incluyendo el uso de mascarillas KN95, las cuales son recomendadas para este tipo de incidentes.

La institución aseguró que, a pesar del incidente, los pacientes que ya se encontraban hospitalizados en el área afectada continuaron recibiendo atención médica sin interrupciones y en condiciones de seguridad.

Aproximadamente seis horas se llevó la aplicación del protocolo de seguridad, tras lo cual el servicio de Urgencias reanudó la recepción de nuevos pacientes durante la tarde del mismo día miércoles.