Alfredo González
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- En su afán de allegarse recursos en el 2021, el Gobierno federal ahora busca arrebatar una tajada de 30 por ciento de los fondos que obtienen las fundaciones de asistencia social en el País y que usan para apoyar a población vulnerable.
Agustín Landa García Téllez, presidente de Comunalia -la alianza de Fundaciones Comunitarias de México sin fines de lucro que potencia el trabajo colectivo en 16 plazas del País- advirtió que, de aprobarse la Reforma Fiscal 2021, habría organizaciones que perderían por pago de impuestos un 30 por ciento o más de los recursos que obtienen para sus fines sociales.
“La iniciativa pretende que los ingresos que tienen las organizaciones, cuando no sean por donativos y rebasen el 50 por ciento del total de lo que obtienen para sus fines sociales, tendrán que pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR), siendo que son organizaciones que no reparten utilidades”.
Landa detalló que estas organizaciones reciben pocos recursos en donativos, por lo que los complementan con la renta de algún local para eventos y otras actividades, como sorteos o la comercialización de algún producto.
Armando Guajardo Torres, presidente de la Comisión Laboral de la Coparmex en Nuevo León, advirtió que la reforma pretende también eliminar la deducibilidad de los donativos que realizan las empresas para becas o prácticas profesionales en instituciones educativas dentro del Programa Escuela-Empresa.