Sarai Cervantes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la omisión de las fuerzas federales, el bloqueo de 72 días a la vía del tren que va de Morelia a Lázaro Cárdenas por parte de maestros de la CNTE ya ahorcó la operación de la refinería de Tula, que se encuentra al límite por el exceso de combustóleo que no puede exportarse vía el puerto michoacano.
Pemex produjo en promedio 241 mil 700 barriles por día entre enero y agosto de este año, 51.5 por ciento más que en el mismo periodo de 2020.
El aumento en el proceso de refinerías llevó a la petrolera a producir más combustóleo, que ante la falta de mercado tiene que exportarse para evitar detener la actividad de los complejos por acumulación del combustible, cuyo mercado en México solo está en las plantas de CFE.
Sin embargo, debido a los bloqueos de maestros que exigen pagos retrasados de su nómina, Kansas City Southerm de México (KCSM) ha dejado de mover 2 millones 800 mil barriles de combustóleo de Tula al puerto de Lázaro Cárdenas, lo que genera un gran impacto económico para Pemex, aseguró Óscar del Cueto, presidente de la empresa ferroviaria.
«Entendemos que la situación de la refinería es más crítica y que han tenido que hacer un paro técnico», comentó en entrevista.
Detalló que la firma transporta en promedio cinco trenes semanales, con 100 carrotanques cada uno.
Cada tren lleva 56 mil barriles, lo que suma 280 mil barriles por semana, lo que multiplicado por las 10 semanas de bloqueo se traduce 2 millones 800 mil barriles, cuantificó.
Aunque la ley establece que se trata de vías federales, el Gobierno no ha desplegado a la Guardia Nacional, a la Marina o al Ejército para retirar a los maestros.
El presidente de KCSM señaló la afectación también es para otras industrias como automotriz y cemento, aunque confió que antes de este fin de semana se resuelva el pago de los maestros y con ello se levanten los bloqueos a las vías del tren.
Dijo que los constantes bloqueos han llevado a KCSM a retirar inversiones en Michoacán a partir de este año y canalizarlos a San Luis Potosí y Nuevo León, en donde ha buscado ampliar su infraestructura.
Hasta este año la compañía ha invertido alrededor de 180 millones de dólares en México.
En lo que va del año en Michoacán se han efectuado 15 bloqueos en las vías férreas con 93 días acumulados, en donde han de dejado de circular 651 trenes; más 3 millones 580 mil toneladas están detenidas y 27 mil 900 contenedores intermodales no han llegado a su destino.
La refinería de Tula es la segunda más importante para Pemex, la cual tiene una capacidad de proceso de 315 mil barriles diarios.