Samantha Alcocer Martínez 
Agencia Reforma

CDMX.- Todavía está en construcción la barrera física del Presidente Donald Trump entre Estados Unidos y México, pero un muro sanitario por el Covid-19 ya limita los cruces terrestres en toda la franja fronteriza.

Los viajes por avión, marítimos y por tren de carga no entran en la restricción.

Como se anticipaba y tras días de negociaciones, los Gobiernos de Estados Unidos y México anunciaron ayer, por separado, que acordaron cerrar parcialmente la frontera por 30 días, plazo sujeto a revisión por cualquiera de los dos países.

Desde las 23:59 horas de anoche (22:59 horas, tiempo de México) y hasta el 20 de abril debieron prohibirse los cruces turísticos a Estados Unidos y permitirse sólo “viajes esenciales”.

Sin embargo, en los cruces de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros hasta la 1:00 horas de hoy no se registraron cambios, mientras que en Ciudad Juárez sí se aplicaron.

Las autoridades de Estados Unidos y México pactaron un catálogo que fue publicado por el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense.

El documento establece que los viajes explícitamente prohibidos son:

– Turísticos (recreacionales, para apostar y para eventos culturales).

Pero la restricción no aplica a:

– Ciudadanos estadounidenses que busquen regresar a su país.

– Personas que viajen por emergencias, por propósitos médicos, para asistir a instituciones educativas y para trabajar en Estados Unidos.

– Personas comprometidas con el comercio transfronterizo, como conductores de camiones de carga.

– Personal diplomático e involucrados en operaciones militares.

El texto no señala el tema de las compras y añade que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) definirá una guía para su personal con el fin de no afectar la estabilidad económica y social.

Hasta ahora, México no ha informado de restricciones para viajeros procedentes de Estados Unidos. En conferencia de prensa, Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores, dijo que el argumento de México para que no se diera el cierre completo de la frontera fue apelar al tamaño del comercio binacional.

El comercio de Texas con México, ejemplificó, es más importante en volumen y en valor que todo el de Japón con Estados Unidos.

Previamente, Trump dijo en una conferencia de prensa que México había acordado suspender los vuelos de Europa, pero Ebrard aclaró que esa medida aún se estaba discutiendo y que, por lo pronto, no se suspenderá.