El titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, Antonio Martínez Romo, anunció que la entidad está llevando a cabo un proyecto integral destinado a la recuperación de espacios públicos y la demolición de módulos, con el fin de prevenir conductas antisociales y reforzar el tejido social en la capital.
Martínez Romo ha puesto en marcha una iniciativa de demolición en el fraccionamiento Valle de los Cactus para atender zonas problemáticas, colaborando con el Gobierno Estatal en programas de prevención de adicciones y salud mental enfocados en los jóvenes. Esta iniciativa, que va más allá del enfoque reactivo tradicional de la Secretaría, pretende promover una mayor interacción con la comunidad.
Explicó que se han seleccionado tres lugares, descritos como pequeños escenarios, para realizar demoliciones, con planes de derribar tres más en las siguientes semanas. Estos lugares estaban siendo utilizados de manera indebida, provocando inseguridad. La meta es limpiar y rehabilitar estos espacios para transformarlos en zonas seguras de convivencia para la comunidad.
Tras evaluar su funcionalidad, se han demolido cuatro de los trece módulos policiales en la ciudad, prefiriendo la movilidad de las patrullas sobre estructuras fijas, una decisión facilitada por los avances tecnológicos. Esta acción forma parte de un esfuerzo mayor, en colaboración con la presidencia municipal, para convertir estos espacios en jardines y plazas que promuevan la cohesión comunitaria.
De los 57 módulos inicialmente identificados, 37 están bajo supervisión de la Secretaría. La evaluación y posible demolición de estos módulos se lleva a cabo en coordinación con el Cabildo, considerando la utilidad pública y los costos de recuperación. Los módulos con problemas estructurales más severos podrían ser eliminados para reasignar recursos hacia estrategias más efectivas en la mejora de la seguridad y el bienestar comunitario.