Una vez que la Secretaría de Salud Federal dio a conocer el descenso de Aguascalientes en el semáforo epidemiológico, de amarillo a naranja, debido a la creciente tendencia de los contagios por COVID-19 que ha crecido, al igual que los hospitalizados, se reforzará el trabajo de la Guardia Sanitaria, que deberá ser más estricta en exigir el cumplimiento del protocolo sanitario, aunado a que se pedirá a los municipios de todo el estado, muestren voluntad de colaboración, manifestó el gobernador Martín Orozco Sandoval.

Aun así, subrayó que en la entidad “todavía seguimos en un tema de hospitales tranquilos, conscientes de que entre más contagios haya, habrán más hospitalizados”, en torno a lo que refirió que el 95% de los encamados no tienen la vacuna anti-COVID; “seguiremos insistiendo fuertemente”, en la importancia de ser inoculados, dijo.

Continuará insistiendo, dijo, para que desde el nivel central sean enviadas más vacunas, “tendré una reunión con el delegado Aldo Ruiz. Estamos insistiendo con la Secretaría de Salud para tener más vacunas, pues desde el viernes pasado se nos terminaron, y así continuar con el ritmo de inoculación que se tenía”.

Por lo pronto, advirtió que el trabajo de la Guardia Sanitaria será fundamental por lo que respecta a exigir el cumplimiento de los protocolos, “que tenga que hacer más rondines, si es necesario por algunas semanas, y si esto sigue creciendo, pues fortalecerla con más elementos, y pedir el apoyo a los municipios, que también tienen ellos que fortalecerla con más elementos. Ellos tienen mucha gente en la calle de diferentes dependencias, para que nos apoyen a hacer consciencia”.

Por lo pronto, resaltó que los eventos sociales y deportivos, con los que se pretende reactivar en parte la economía local, siguen en pie, pero con la observación de estar atentos al semáforo epidemiológico y las medidas sanitarias que se deban tomar, el más cercano es el de la Ruta del Vino, que al ser al aire libre, se podrá realizar, pero igual se tendrá que revisar sobre todos los aforos”.

Por lo que respecta al regreso a la educación básica de manera presencial, Orozco Sandoval recalcó que la decisión de que se inicie el ciclo escolar de esta forma el 30 de agosto, es de la SEP y se deberá acatar la resolución, pero se están planeando esquemas de protección a la salud, “la próxima semana haríamos toda la logística, en caso de que siga en pie la decisión del regreso”, aplicando medidas y protocolos específicos.