Gracias a los apoyos del Gobierno Estatal y Federal, productores del ejido La Labor en Calvillo han podido cambiar sus sistemas de riego tradicionales por aspersión y goteo y así aprovechan de mejor manera el agua de la Presa de la Codorniz, destacó el presidente de la Unión de Usuarios, Rafael Velasco Escalera.
En entrevista con El Heraldo, el también productor comentó que las obras de entubamiento de la presa datan desde la administración del entonces gobernador Felipe González González, quien les apoyó en su momento con el 25%, los usuarios cooperaron con el otro 25% y la Federación entregó el 50% restante. Y no fue sino hasta la actual administración del mandatario estatal, Martín Orozco Sandoval, cuando se retomó el proyecto logrando avanzar hasta el momento en 8 etapas.
Destacó que gracias a esta obra, un promedio de 112 productores y unas 400 familias de jornales se benefician con el riego de pasturas y guayabos a través de sistemas de riego por aspersión y por goteo. “Ahorita nos han apoyado en conducción. Teníamos tubería de fierro que ya no funcionaba y se cambió por plástico. Se trata del entubamiento de la Presa de la Codorniz en Calvillo para regar las parcelas”.
Estableció que la obra tiene una longitud cercana a los 7.5 kilómetros y le faltan alrededor de 2 mil metros de entubamiento por un monto cercano al millón de pesos, por lo que esperan que el próximo año pueda concluirse y tener aún el apoyo del Gobierno Estatal y Federal a través de los recursos necesarios. “Esperemos que el mandatario estatal a través de la Sedrae no nos vaya a castigar porque este año regresamos el dinero derivado de que algunos usuarios no quisieron aportar el 50% de recursos, sino sólo el 25%, por lo que los 250 mil pesos que nos daban se tuvieron que devolver a la autoridad”.