Ante la pandemia del COVID-19 los arquitectos deben ser creativos y están obligados a replantear la forma en que vivimos para elevar la calidad de vida de la sociedad y aportar respuestas eficientes en los espacios con cambios y adaptaciones mediante un modelo eficaz más salubre, estableció el presidente del Colegio de Arquitectos de Aguascalientes, Ignacio Jiménez Armas.

En el marco de la celebración del Día Nacional del Arquitecto, el especialista recalcó la importancia de la labor de los profesionales encargados de la construcción de casas, edificios, puentes y otras obras civiles, así como de la restauración, decoración, planeación y diseño de espacios abiertos públicos y privados para mejorar nuestro entorno y nuestro nivel de vida, cuya fecha quedó instituida hace 18 años.

Afirmó que la pandemia ha acelerado los cambios y adaptaciones que se deben pensar en la edificación de viviendas y se debe pensar en un modelo eficaz y más salubre porque se ha puesto de manifiesto la necesidad de conciliar la convivencia familiar con el trabajo remoto en casa.

Resaltó que los Arquitectos están abocados a desarrollar y resolver las problemáticas como el déficit habitacional, la implementación de los planes de desarrollo, el Código de Ordenamiento Territorial, Desarrollo Urbano y Vivienda para el Estado de Aguascalientes (Coteduvi) y los módulos habitacionales, que no incluyen solamente la construcción, sino también el acceso a los servicios básicos de urbanización.

Apuntó que como profesionistas es importante mantenerse unidos y con el compromiso de seguir trabajando en su fortalecimiento a través de alianzas con el sector productivo de la construcción y coadyuvando con el Gobierno del Estado y con el Municipio con el objetivo de asesorar y vigilar que se cumplan en apego a las leyes y reglamentos establecidos. “Hoy la obra más importante es ser ciudadanos ejemplares en esta lucha por defender la salud y la vida en Aguascalientes, la cual debe cimentarse en la unidad y la responsabilidad, con los criterios de máxima anticipación y cero improvisaciones”.