Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La nómina, el gasto corriente y el pago de la deuda asfixia las finanzas públicas de las principales ciudades del País.
Un análisis de los presupuestos de las 10 ciudades más pobladas advierte que en el último año estos rubros de gasto aumentaron en más de dos puntos porcentuales y para 2021 representan, en promedio, el 72 por ciento de sus recursos.
Se trata de la Ciudad de México y de urbes como Tijuana, Guadalajara, Zapopan, León, Monterrey, Ciudad Juárez, Puebla, Ecatepec y Nezahualcóyotl.
Las cifras indican que los recursos destinados por estas ciudades al pago de nómina, gasto corriente y el pago de la deuda representaron en 2020, en promedio, el 69.6 por ciento de sus presupuestos.
Un año después, este porcentaje aumentó a 72 por ciento, a pesar de que, en conjunto, el presupuesto total de estas urbes registró una reducción nominal de más de 5 mil 828 millones de pesos, al pasar de más de 286 mil millones en 2020 a más de 280 mil 205 millones de pesos en el presente ejercicio fiscal.
Las urbes que registraron reducciones en sus bolsas anuales son Ciudad de México, Ecatepec, Guadalajara, Puebla, Monterrey, León, Zapopan y Ciudad Nezahualcóyotl.
De acuerdo con el análisis, sobresale el caso de Tijuana, en donde sólo la nómina equivale a 57 por ciento del presupuesto aprobado para 2021, mientras que, en conjunto con el gasto corriente y el pago de la deuda, representan el 83 por ciento de los recursos con los que cuenta para el presente ejercicio fiscal.