Un grupo de internistas de la jornada acumulada del Hospital General de Zona No. 1 del Seguro Social, entregará este lunes un documento firmado por los profesionistas de la salud encargados de la atención especializada a favor de pacientes COVID. Y es que a pesar del incremento en personas internadas por la pandemia que ha ocasionado la apertura reciente del quinto piso para su atención, desde hace más de un año vienen enfrentando déficit de personal y de medicamentos para los pacientes.

Si bien anteriormente el HGZ No 1 del IMSS, se concentró en la atención a la pandemia, con la disposición del personal que se requería, sorpresivamente el apoyo de personal ha ido disminuyendo, siendo apoyados por un médico general, que si bien aporta sus conocimientos es insuficiente ante la alta demanda de encamados. Actualmente, los internistas tienen bajo su responsabilidad dos pisos, equivalente a 52 pacientes, a quienes por falta de personal, se les tiene que dar atención a pacientes en estado crítico, realizar toma de muestras, procedimientos y hasta la colocación de sondas, lo que al final se convierte en una carga adicional que resta atención a funciones primordiales.

Por lo anterior, entregarán un escrito dirigido a la jefatura de Prestaciones Médicas del IMSS en Aguascalientes, así como a la Coordinación de Gestión Médica de Segundo Nivel, lo anterior con la intención de que sean escuchados y que se vuelvan pronto a reinstalar los equipos COVID, lo que permitiría agilizar la atención a personas contagiadas por el coronavirus.

Ante la falta de personal e insumos para hacerle frente a la contingencia sanitaria, se hace todo lo humanamente posible, sin embargo, la demanda a los encargados de la administración de recursos es ser sensibles y no tomar decisiones que afecten a pacientes y al personal médico.

Lo mismo, a las autoridades quienes han autorizado de momento la creación de eventos masivos, al detallar que se requiere sean prudentes, pues si bien la vacuna contra el COVID va progresando, también el número de fallecidos por la pandemia ha incrementado. A año y medio de afrontar la pandemia, los médicos no se pueden acostumbrar a ver a personas sufrir y mucho menos a verlas morir, aún cuando se hacen esfuerzos extraordinarios con lo que se tiene.

La advertencia es que la pandemia no ha sido vencida, por lo que se exhortó a la población a no bajar la guardia, al pronosticar que de seguir la tendencia de contagios y fallecidos, sumando la proximidad del periodo invernal, el panorama parece indicar que será peor a los momentos críticos del año pasado, al estar actualmente acelerándose el ingreso de nuevos pacientes.

“Parece que las personas que actúan detrás de un escritorio no tienen sentimientos. Desconocemos por qué esas decisiones, pero nosotros somos los que damos la cara, si alguien está inconforme con la atención a quien van a demandar no es a quien administra, es a nosotros que damos la cara. Nosotros sentimos y vemos a los pacientes como si fueran de nuestra familia”, concluyó el equipo médico.