Janette Rodríguez

Seguramente has escuchado con mayor frecuencia el término NEARSHORING, este fenómeno se refiere a una estrategia de localización de actividades adoptada por las empresas transnacionales, que consiste en transferir las cadenas productivas esenciales a países con cercanía geográfica y con los que realiza alianzas estratégicas, con el objetivo de concentrar su actividad productiva en un país, o en pocos países pertenecientes a la misma región. El contexto generado por la crisis global de 2008-2009 y otras circunstancias como el resurgimiento de tendencias proteccionistas o de énfasis en la importancia de la regionalización de la producción a lo largo del mundo, da lugar a los conceptos de Nearshoring y Reshoring como una manera de dar respuesta a estas problemáticas. Tomando mayor relevancia y fuerza con la crisis sanitaria y económica ocasionada por la pandemia de covid-19, en la que se presentaron fuertes problemas en las cadenas de valor, como interrupciones en el flujo de insumos generando importantes cuellos de botella en las cadenas de suministro. En este sentido, el Nearshoring, o la relocalización de las cadenas productivas desde otros lugares del mundo hacia países con cercanía geográfica, representa una oportunidad para México de profundizar y ampliar sus relaciones económicas con países cercanos y potencializar su crecimiento económico. Sin embargo, no podemos dejar de reconocer que las distintas regiones del país enfrentan importantes retos para aprovechar esta oportunidad al máximo y garantizar que se atraiga la mayor cantidad de inversión. Entre los factores considerados para propiciar esta estrategia están las condiciones del mercado laboral, la disponibilidad de mano de obra, la existencia de empleos formales y bien remunerados, de trabajadores calificados y de instituciones de educación superior. También deben considerarse indicadores relacionados a la vivienda y los servicios básicos como son el agua, electricidad y drenaje ya que son necesarios para garantizar condiciones dignas a los colaboradores y sus familias. En cuanto a la infraestructura e incluso la disponibilidad de transporte público.

Indudablemente, para que nuestro país pueda aprovechar las oportunidades generadas por el Nearshoring, es necesario generar estrategias que contribuyan a cerrar las brechas existentes entre los estados y para lograrlo, a mi punto de vista, un factor clave será la formación de capital humano a través de la educación e incentivar la formalidad dentro del mercado laboral.

Bajo esta perspectiva, Aguascalientes se encuentra entre las entidades más atractivas para la inversión. Por ello la importancia de implementar políticas y medidas a mediano y largo plazo para asegurar que las condiciones estructurales sean adecuadas para la llegada de inversiones hoy y en los siguientes años. Aguascalientes destaca como un estado atractivo en comparación con otros por aspectos como: la disponibilidad de mano de obra calificada y condiciones que propician que dicha disponibilidad se mantenga en el tiempo. Tres de cada diez personas económicamente activas tienen educación superior y es la segunda entidad con el mayor número de instituciones de educación superior por cada millón de habitantes. Además, las condiciones laborales son relativamente más atractivas en la entidad. Es la sexta entidad con menor nivel de informalidad (40.5%) y donde el nivel de ingreso por trabajo es similar al promedio nacional (8 mil 648 pesos mensuales). La calidad de la vivienda es alta en Aguascalientes, comparada con el resto de entidades, pues menos del 2% de las viviendas particulares tienen problemas de hacinamiento y menos del 1% carecen de servicios como agua entubada, energía eléctrica y drenaje. Es también la cuarta entidad con mayor disponibilidad de vehículos para transporte público, con más de 2 mil 400 unidades por cada millón de habitantes. Está dentro de las 10 entidades donde se puede tener acceso a energía eléctrica a más bajo costo, con un precio marginal local de 608 pesos por megawatt-hora. Finalmente, la entidad también destaca por ser una de las 10 con la menor proporción de empresas que percibe el marco regulatorio como obstáculo para lograr los objetivos de su negocio (menos del 10%).

Es sumamente importante no perder de vista que uno de los mayores desafíos que enfrenta el estado es la baja disponibilidad de agua en la entidad, ya que se encuentra entre las tres entidades con menor volumen de agua per cápita, contando con menos de 400 metros cúbicos por habitante. Aunque la industria representa un porcentaje relativamente bajo del volumen de agua concesionada en la entidad (3.7%), este aspecto puede generar problemas de disponibilidad en adelante, por lo que una adecuada gestión de los recursos hídricos será fundamental para evitar que la instalación de nuevas plantas productivas en la entidad genere problemas de abasto de agua.

Sin embargo, recientemente la gobernadora Tere Jiménez en su participación en la Cumbre Nearshoring México enfatizó que Aguascalientes está preparado para seguir atrayendo inversiones, siendo un estado facilitador y progresista que apuesta por el futuro.

Janette Rodríguez
Directora General DIA1
@Janette Rodriguezv
@DIA1Oficial
ww.dia1.com.mx