Entre 2015 y 2020, Aguascalientes experimentó movimientos migratorios significativos a nivel tanto nacional como internacional, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Durante este período, 23,665 personas de cinco años o más abandonaron el estado para residir en otras entidades federativas, posicionando a Aguascalientes en el lugar 32 a nivel nacional en cuanto a emigración.
La mayoría de los emigrantes se trasladaron a estados cercanos o con fuertes vínculos económicos y sociales. Jalisco fue el destino más popular, recibiendo al 18% de los emigrantes, seguido por Zacatecas con el 15%, y tanto Guanajuato como la Ciudad de México con un 7% cada uno. Estas cifras destacan las dinámicas de migración interna, influenciadas por la búsqueda de oportunidades laborales y una mejor calidad de vida.
En cuanto a la inmigración, Aguascalientes se destacó como un destino atractivo, acogiendo a 56,422 personas procedentes de otras entidades. Zacatecas lideró este flujo con un 20% de los inmigrantes, seguido por Jalisco con un 17%, y la Ciudad de México y el Estado de México con un 11% y un 10% respectivamente. Este patrón refleja la interconexión regional y la capacidad de Aguascalientes para atraer residentes debido a su desarrollo económico y calidad de vida.
Además, la emigración internacional desde Aguascalientes hacia otros países también fue notable, con 16,777 personas trasladándose al extranjero en el mismo intervalo. De estos, un considerable 77% eligió Estados Unidos como su nuevo hogar, siguiendo la tendencia nacional de migración hacia ese país.
El INEGI también detalló las razones detrás de la emigración internacional, siendo la principal la reunificación familiar, que representó el 39.6% de los casos. Otros motivos incluyeron el cambio o la oferta de trabajo (16.8%), la búsqueda de empleo (11.1%), y motivos educativos (7.1%). Además, un 7.6% citó la inseguridad delictiva o violencia como razón para emigrar, mientras que un 6.7% lo hizo por razones matrimoniales o de unión de pareja.
Estos datos no solo ilustran las tendencias migratorias de los habitantes de Aguascalientes, sino que también proporcionan una ventana a las complejas dinámicas socioeconómicas que moldean los patrones de movilidad en México.