Aguascalientes está dejando de crecer, lo cual es una realidad que hay que aceptar, de ahí que el próximo Gobierno Estatal tiene el reto de enderezar el camino porque de continuar así, se tendrá una precarización del mercado laboral, advirtió el vicepresidente regional de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, Jael Pérez Sánchez.
En conferencia de prensa, el especialista comentó que los datos duros son muy útiles para tomar buenas decisiones. Al dar a conocer el Indicador Trimestral de la Actividad Económica del INEGI referente a los dos últimos años, comentó que desde el 2020 Aguascalientes trae una tasa de decrecimiento en el primer trimestre de -3.3%; en el segundo trimestre fue de -23.1 cuando se registró la pandemia; en el tercer trimestre de -5.1 y en el cuarto trimestre de un -1.4%.
Para el 2021 en el primer trimestre comenzó la recuperación como parte del efecto rebote de 4%; en el segundo trimestre de 23.3%, sin embargo en el tercer trimestre se tuvo nuevamente un decrecimiento de -3.3 y en el cuarto trimestre de -6.8%.
Comentó que esta situación se debe a que actualmente toda la región Bajío del país está decreciendo y eso implica a entidades como a Nuevo León, Coahuila y Aguascalientes que tienen un alto proceso de industrialización y que dependen altamente de las manufacturas y precisamente por el agravamiento que hay en las cadenas de suministro del sector automotriz y de otros sectores a nivel mundial, ello hace que la producción se detenga y la demanda global de automóviles disminuya.