En el marco de su conferencia de prensa quincenal, el Delegado Estatal de Programas para el Desarrollo, Aldo Ruiz Sánchez fue cuestionado sobre la reunión de gobernadores de la Alianza Federalista que tuvo lugar en Aguascalientes a lo que el representante de AMLO dijo tajante que afortunadamente no había sido invitado. Sin embargo, aclaró que están trabajando bien coordinados con el Gobierno del Estado y con todos los niveles. “Obviamente ellos tienen sus formas, ideas, nosotros tenemos las nuestras, pero hemos dejado de lado la lucha electorera para tratar de unir esfuerzos”.

Sobre el hecho de que Aguascalientes volvió al semáforo naranja, según la Secretaría de Salud Federal, Ruiz Sánchez insistió en que todos los ciudadanos deben cumplir las medidas de salud, de sana distancia y de confinamiento ya que de seguir la actual tendencia, es muy probable que la entidad pueda irse nuevamente a rojo. “Si esto sigue aumentando, podemos regresar al semáforo rojo otra vez”.

En tal sentido, afirmó que ahorita lo económico pasa a segundo plano y es más importante ahorita el tema de la salud. “Ya en la economía, todos están haciendo un esfuerzo para que las actividades esenciales sigan caminando, pero no las actividades de recreación, yo creo que esas pueden esperar”.

Por lo pronto, dijo que a pesar de estar en semáforo naranja, la instancia a su cargo continuará laborando normal únicamente siguiendo los protocolos de salud establecidos, por brindar un servicio que es esencial para la población que atienden. “Atendemos a 188 mil beneficiarios y la mayoría son población vulnerable, nos ha ido bien, hago un reconocimiento a los promotores y servidores de la nación que han estado al pie del cañón, sacando adelante el proyecto para poder cuidar al sector vulnerable y a personas con discapacidad”.