Ante la caída del Producto Interno Bruto del país en 8.2% como consecuencia de la pandemia de acuerdo al más reciente reporte del INEGI, es importante que Aguascalientes replantee la manera en cómo se puedan atraer las inversiones e impulsar sectores diferentes, ante el nuevo panorama que se tiene con el tema de los energéticos, estableció el presidente del Colegio de Economistas, José Gil Gordillo Mendoza.
Estableció que más que la preocupación por la caída que tuvo México en su PIB, lo importante es ver cómo se recuperará Aguascalientes y el país y donde el crecimiento está íntimamente ligado a la vacunación anti-COVID de la población y a lo que pase con Estados Unidos. “Estamos hablando que realmente ante esta caída y el ritmo de crecimiento que tenemos, la recuperación sería hasta el año 2024, casi a la salida de la actual administración federal, o sea que la van a encontrar en los niveles de producción que encontraron la administración anterior”.
Ante este panorama, indicó que Aguascalientes depende mucho de lo que pase en Estados Unidos, por lo que se tendrá que replantear la manera en cómo se puedan recibir las inversiones, además de que se tendrá que superar y darle la vuelta al tema energético. “En este contexto federal nuevo, se tiene que buscar una forma de seguir atrayendo inversiones. La infraestructura de gas natural que se venía haciendo para algunas industrias y otras que están pensando en energías limpias, habrá que revisar cuál va a ser la estrategia para promover la inversión en Aguascalientes, en ese nuevo contexto. Vale la pena hacer una nueva revisión”.
En tal sentido, dijo que se debe buscar la manera de seguir promoviendo al estado mirando hacia otros sectores como el de equipo de cómputo y las tecnologías de la información, el cual está en franco crecimiento, es muy bien remunerado y además ya se tienen empresas importantes en Aguascalientes, lo cual no está tan ligado a los energéticos para poder trabajar donde incluso la gente puede hacer Home Office, seguido de la Agroindustria, así como otras tecnologías de energías limpias que si permiten insertarlas en la industria para que tengan cierta autonomía, y que eso no se ha retirado. “El problema es que ahorita todos van a estar muy cautos para invertir en México. Se tiene que invertir en Logística, en distribución, en infraestructura pero por supuesto que la parte energética preocupa porque todo va para allá, los vehículos y muchas cosas. Habrá qué ver cómo perciben a México, tenemos que ser resilientes”.