El desconocimiento como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a Rosario Piedra, no es por capricho de los gobernadores y alcaldes panistas, sino porque “es una vergüenza cómo se llevó su elección y esa toma de protesta”, expresó el gobernador Martín Orozco Sandoval.

De ninguna manera tiene que ver con no creer en los derechos humanos, antes bien, “porque creemos en ellos” y como se vio manipulada la elección de la ombudsperson nacional”.

En breve entrevista al término de la ceremonia de graduación de la primera generación egresada de la Preparatoria Abierta de conocida industria de tecnología al sur oriente de la ciudad, el mandatario estatal aseveró que el desconocimiento a Rosario Piedra como presidenta de la CNDH es un acuerdo tomado en la asociación de Gobernadores de Acción Nacional (Goan) y en eso se mantendrán todos ellos.

Advirtió que esta postura también la estarían tomando los alcaldes emanados de las filas de Acción Nacional por la misma causa, “pues lo que vimos fue un ‘fraudesote’ a la vista de los 130 millones de mexicanos y vamos a seguir en la misma postura”.

Cabe mencionar que el no reconocimiento hacia quien fue electa como presidenta ya en funciones de la CNDH, no es sólo hacia su persona sino también hacia sus decisiones o recomendaciones emitidas por ella, de manera que por el momento sólo se acatarán las disposiciones del organismo a nivel local.

Cabe recordar que la elección para la nueva presidencia de la CNDH se llevó a cabo la semana pasada y el PAN y algunos otros legisladores denunciaron irregularidades en el proceso que se celebró en el Senado de la República y acusaron entonces, que la decisión a favor de Rosario Piedra fue por mayoriteo de la fracción de MORENA y los panistas consideraron que se debe volver a hacer el procedimiento.