La semana anterior, hablamos sobre las generalidades del paquete económico, en el ámbito federal (https://www.heraldo.mx/generalidades-paquete-economico-2019). En esta ocasión, exploremos a fondo lo que concierne al Presupuesto de Egresos, así como el desarrollo financiero de nuestra Entidad, tanto en el plano estatal como en el ayuntamiento capital.

Para el año en curso, se contemplan 25 mil 805 millones de pesos para Aguascalientes. Esto representa 23 por ciento más que el presupuesto ejercido en el año anterior. Nuestro estado, al igual que todas las entidades, concentra un elevado porcentaje de sus ingresos en los recursos enviados vía Federación – cerca del 85 por ciento -.

Cerca del 50 por ciento del presupuesto, será destinado a los rubros de salud y educación, 14% a los municipios, 4 por ciento a los Poderes Judicial y Legislativo y Órganos Autónomos.

Aunado a esto, se aprobó la contratación de un empréstito hasta por la cantidad de mil 200 millones de pesos. Los cuáles serán destinados al complejo de seguridad C-5 y al tan esperado proyecto de movilidad estatal. Este nuevo endeudamiento, viene después de reestructurar la deuda pública que había sido heredada. A principios de la actual administración, la deuda se ubicaba en 1,820 millones de pesos, con un cargo financiero bajo para los próximos seis años.

Para octubre del 2018, el monto de la deuda pública se ubica en 1,769 mil millones de pesos. Durante este lapso de tiempo, un crédito con Banorte fue reestructurado y se logró mejorar la sobretasa de interés al pasar de una tasa de interés interbancaria y de equilibrio (TIIE) + 0.90% a TIIE +0.35%, con la misma institución bancaria.

A diferencia de la mayoría de los estados de país, no se padece de problemas relacionados con pensiones. Según números de la propia Secretaría de Finanzas, las obligaciones pensionarias se encuentran cubiertas por los próximos cien años.

En términos generales, Aguascalientes continúa siendo una de las Entidades Financieras que mayor sanidad muestra en sus finanzas. Ambas calificadoras internacionales, Standard and Poor´s y Fitch Ratings, han ratificado una de las escalas más positivas para la entidad de todo el país – AA+ -, resaltando sus bajos niveles de endeudamiento y el eficiente uso de sus recursos operativos, así como su sólido desempeño fiscal.

Solo se espera que el nuevo Proyecto Integral de Movilidad, no descanse en la simple adecuación de ciclovías y renovación de paraderos de camiones urbanos; si no en una verdadera y necesaria reingeniería, que permita eficientar el transporte colectivo.

En cuanto al municipio capital del estado, el presupuesto aprobado por el cabildo alcanza 3 mil 270 millones de pesos para el 2019. Cerca del 50 por ciento del mismo, es destinado a los servicios públicos y a la parte de seguridad pública. Nada fuera de lo habitual. Al igual que el gobierno estatal, se cuenta con una de las calificaciones crediticias más elevadas a nivel nacional, HR AA+.

Un dato que más llama la atención, es el anuncio con bombo y platillo, solventar la deuda pública, para convertirse en uno de los pocos municipios sin ninguna obligación crediticia.

Si el anuncio tiene fines políticos y electorales, es comprensible. Si se busca del lado financiero, es totalmente erróneo. Si bien es cierto que se presenta un ahorro en el servicio de la deuda; este nunca es comparable con lo que se puede generar con un crédito bancario, bien focalizado.

¿Qué sería mejor para la ciudadanía? ¿Qué el ayuntamiento presente un ahorro de 50 millones de pesos o que, al pagar, el doble de intereses, se presente una detonación económica estratégica que permita a un número de personas salir de una situación de pobreza? Juzgue usted.

Referencias:

 @GmrMunoz

17 de enerodel 2019