La pandemia debe dejar de ser el pretexto para justificar los rezagos que han sido más notorios en los últimos tres años de Gobierno Federal, en donde los índices de pobreza se han elevado de manera considerable en todos sus aspectos, tanto la económica, educativa, de salud, de vivienda, y que según el Coneval en México ahora se tienen 13 millones más de pobres.

Al respecto, el ex gobernador, investigador y académico, Otto Granados Roldán, en diálogo de “Mesa para 4”, de El Heraldo, consideró que se tiene un serio problema que se agravará en tanto más se avecine el 2025, es decir, cuando llegue el fin del actual sexenio federal.

Será para esas fechas cuando se podrá hacer un balance de los logros o desaciertos, pero “francamente no quisiera estar en los zapatos del próximo presidente, porque se va a encontrar con que va a tener que dedicar prácticamente todo su sexenio a reparar un poco todas estas herencias, la social, la pobreza, educativa; toco madera para que no incluya una herencia macroeconómica crítica como la que tuvimos en 1975, 1982, 1987 por ejemplo”.

Y es que dijo, se han implementado frases que son por demás demagógicas como “primero los pobres” o bien, creado el Instituto Para Devolver al Pueblo lo Robado, cuando hay verdaderos temas de oportunidad que deben ser mejor aprovechados, pero que no se hace y visiblemente “parece que México está sufriendo un retroceso en todos los sentidos al viejo modelo de los años 60 o principios de los 70, un estado intervencionista, políticas estatistas, etcétera”, ahora se debe pugnar por ser un país más competitivo y productivo, para lograr el crecimiento de una tasa mínima del 6% y que así se mantenga, conscientes de que “la mejor política social es el crecimiento económico”.

Otto Granados reveló que ha estado escribiendo un libro que será una autobiografía, en la que plasmará sus memorias e incluirá principalmente el periodo en que gobernó Aguascalientes de 1992-1998, “compartirá a la distancia una serie de reflexiones, y explicará algunas decisiones que se tomaron en ese periodo. Será una mirada, pensando en generaciones jóvenes que les guste o se puedan interesar por la política”.

El tema salió a relucir, al decir que no se puede juzgar a una institución como el Gobierno del Estado con lo hecho a 23 años de distancia, pues Aguascalientes tiene muchos cambios y en general han sido para bien; pues se ha logrado mantener en primer lugar en cuanto a su nivel de crecimiento. “A lo largo de estos 30 años, de Barberena para acá, se han tenido tasas de crecimiento de 4 y 5% anual, no es menor si pensamos que la economía nacional ha crecido en el país 2.2%, entonces, Aguascalientes ha crecido el doble”.

Pero también, se debe señalar que es un estado de los que más aporta al Producto Interno Bruto, pues en el tiempo que comenzó su gobierno en 1992-1993 se aportaba el 0.89% y a la fecha se ha alcanzado el 1.4%, de ahí que es una entidad razonablemente exitosa y basada en el empuje de su economía, con la aportación de actores empresariales que han hecho mucho por este crecimiento.

No obstante, consideró que hay rezagos y déficit en varias materias en las que urge trabajar como áreas de oportunidad, como es el tema del agua que en las últimas 10 campañas electorales para presidentes municipales, ha sido bandera política pero no se ha dado seguimiento, “el tema del agua que en mi opinión es lo más importante para la sostenibilidad de la entidad en el largo plazo a lo que creo, no le hemos dedicado tiempo suficiente a estudiarlo, a discutirlo a pensar un poco en el modelo sostenible para los próximos 30 o 40 o 50 años, se ha quedado como tema de campaña”.

Un segundo tema es el de la seguridad, y es que en la actualidad se presenta un país en el que se ha descompuesto su sistema, pues “algunos calculan que un 30 o 40% del territorio nacional ya en este Gobierno Federal está prácticamente capturado por la delincuencia organizada, es un fenómeno que hace 23 o 25 años no lo veíamos”.

Refirió un tercer tema que desde su punto de vista es área de oportunidad en torno a la que se podría trabajar, es la economía de Aguascalientes con una visión a 30 o 40 años, pues “somos una economía basada fuertemente en el sector manufacturero y dentro de él principalmente en el clúster automotriz y sector comercial y de servicios, efectivamente es el 95% de la economía del estado. Entonces hay que empezar a pensar de manera más acelerada en cómo vamos a transitar más hacia una economía del conocimiento, una economía de la innovación, una economía que produzca bienes y servicios, con mayor valor agregado”.

(No se pierda la segunda parte en la edición de mañana)

¡Participa con tu opinión!