El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, informó que las energías renovables es un tema reconocido al más alto nivel entre ambas naciones, tanto por los presidentes Biden como López Obrador, y es algo que seguirá trabajando al amparo del T-Mec.
Indicó que en la reunión del pasado 12 de julio, la Casa Blanca hizo una declaración de 11 párrafos y uno de ellos se refiere a la importancia de la energía renovable. Será importante seguir en los proyectos conjuntos entre Estados Unidos y México en el combate contra el cambio climático.
Adelantó que, en unas horas, el presidente Biden firmará una ley nueva en EUA en donde se invertirán más que en cualquier tiempo en su historia en las energías solares, eólicas y en nanotecnología, esto pues no existe otro camino que enfocarse a la energía renovable.
Por ello, habrá futuros encuentros entre ambas naciones para resolver muchos asuntos y todas estas labores se realizarán en el marco del T-MEC, que es el tratado que apoyan ambas naciones, así como el presidente Biden, “se debe saber que existen formas y mecanismos que resolverán los conflictos que se suscitan en los dos países”.
Por otro lado señaló que los enlaces entre México y Estados Unidos son para siempre en materia económica y educativa, y para ello se requiere la existencia de seguridad pública, a fin de que prosperen los pueblos en ambos lados de la frontera.
Indicó que existen varios estados en México que avanzan positivamente en materia de seguridad, incluido Aguascalientes, y es un ejemplo que debe ser analizado pues el pueblo vive con seguridad, así como hay inversión procedente de EUA y de otros países del mundo como Japón.
Además, apuntó que las dos naciones han comenzado una nueva etapa de relación en seguridad, la cooperación debe ser profunda y compartida en materia de tráfico de armas, la trata de personas, el fentanilo y las drogas. Y EUA respeta la soberanía de México.
Finalmente, el Embajador de EUA en México reconoció que la tierra de la gente buena es un actor fundamental por su enlace económico con los Estados Unidos y además, por el modelo educativo con visión global que mantienen las universidades estatales, que en los últimos años han impulsado la internacionalización y la ampliación de su oferta educativa.