La Agencia de la ONU para los refugiados en Aguascalientes tiene registradas 307 personas distribuidas en 167 familias que viven en esta entidad en condición de refugiados, quienes tuvieron que dejar sus países de origen por diversas circunstancias de conflicto como son Venezuela, Guatemala, Honduras, Cuba y Siria.

Su titular, Sergio Alejandro Rea Granados, informó que Aguascalientes ha sido catalogada como una ciudad solidaria al ser un lugar que facilita la integración local de esta población que requiere de protección internacional.

Destacó el apoyo de la autoridad estatal, de la sociedad civil y de diversas instituciones y empresarios que han contribuido a cuidar a personas que por diversas causas tuvieron que abandonar sus naciones y aquí se les facilita que puedan desempeñarse con libertad y saberse protegidos.

Rea Granados indicó que esta agencia de la ONU apoya a las personas que solicitan este estatus migratorio a realizar todos los trámites locales y una vez que sean reconocidos como refugiados se les reconozcan sus derechos como la educación, el trabajo, la salud y la vivienda.

Desde que esta oficina inició actividades en Aguascalientes hace un año se ha contado con el apoyo de las autoridades estatales y en particular de la Secretaría de Gobernación y de la oficina de atención al migrante. También se trabaja con el Instituto Nacional de Migración para obtener la documentación de las personas refugiadas.

Hoy en día suman 144 mujeres y 163 hombres, distribuidos en 167 familias, donde se tienen contabilizados 77 niñas y niños, y de acuerdo al historial de refugiados en los 5 últimos años ya han nacido cuatro niños en territorio de Aguascalientes.

Por último, mencionó que en el estado de Aguascalientes no se han reportado casos de discriminación hacia las personas refugiadas, lo cual resulta muy positivo porque la gente puede integrarse a la vida natural en todos los ámbitos, incluso contribuyen a la economía local.