El torrencial aguacero que se registró el sábado por la madrugada en diferentes puntos de la ciudad, provocó estragos principalmente en los automovilistas, ya que varias avenidas quedaron inundadas.
Los Bomberos Municipales de Aguascalientes y policías preventivos tuvieron que rescatar varios conductores, cuyas unidades automotrices quedaron varadas y estaban siendo arrastrados por las corrientes de agua.
Fue a las 00:50 horas del sábado, cuando cayó una fuerte lluvia en varios puntos de la ciudad.
Debido a lo anterior se implementó un operativo por parte de la Coordinación Municipal de Protección Civil, a fin de auxiliar a posibles víctimas.
De esta forma, los Bomberos Municipales de Aguascalientes apoyaron al conductor de un coche Nissan March, color tinto y con placas de circulación de Aguascalientes, que se encontraba varado en el cruce de la avenida Prolongación Alameda y avenida Siglo XXI Oriente, en la colonia El Riego.
El propietario de la unidad automotriz indicó que había intentado cruzar, pero se le apagó el motor y quedó atrapado.
Más tarde, los Bomberos Municipales de Aguascalientes rescataron otro automóvil Kia, color plata y con placas de circulación de Aguascalientes, que estaba siendo arrastrado por la corriente de agua, en la avenida Convención Sur y esquina con la calle República de Perú, en el fraccionamiento Santa Elena.
El propietario comentó que había dejado estacionada la unidad automotriz y en determinado momento observó las unidades de Bomberos Municipales, por lo que al salir a la calle para ver lo que ocurría, se percató que su coche estaba siendo arrastrado por la corriente de agua que dejó la lluvia.
Por su parte, los policías preventivos de Aguascalientes apoyaron a cinco automovilistas, que quedaron varados en la avenida Siglo XXI Oriente, entre la avenida Prolongación Alameda y la avenida Hacienda de Ojocaliente.
Debido a que el nivel del agua aumentó de manera considerable, fue necesario cerrar la circulación vehicular hasta las 01:45 de la madrugada, cuando nuevamente se dio paso a los automovilistas al ya no existir ningún riesgo.