Agua para cultivos sólo a cuentagotas

Luis Gabriel Valdivia Martínez, titular de la Comisión Nacional del Agua en Aguascalientes, anunció restricciones en el uso del agua para el presente ciclo agrícola debido a la sequía que afecta a la región. Por ello, se está limitando el intercambio de agua entre pozos y presas para optimizar el volumen disponible.
En particular, agricultores de Calvillo y otros municipios han solicitado autorización para usar agua de pozos para rescatar sus cultivos debido a la falta de lluvias. Sin embargo, Valdivia enfatizó que esto sólo es posible si el agua no sale de la zona de riego del pozo, ya que el uso fuera de esta zona incrementa las pérdidas por conducción.
«Los agricultores administran los pozos de forma particular, sin intervención de Conagua. Ellos son responsables de la administración, operación y conservación del pozo y de toda la red», aclaró.
El titular de Conagua subrayó que la administración del agua en México se rige por concesiones establecidas en la Ley de Aguas Nacionales. Cada usuario recibe un volumen específico de agua, el cual debe ser utilizado conforme a lo estipulado en el título de concesión. El uso de agua fuera de los términos establecidos puede resultar en sanciones por parte de Conagua.
El funcionario destacó que las inspecciones programadas y las denuncias ciudadanas son clave para detectar el uso indebido del agua. «Realizamos alrededor de 50 visitas de inspección al año y, aunque no todas resultan en sanciones, hemos detectado y penalizado varios casos de uso incorrecto del agua», indicó.
Las sanciones pueden alcanzar hasta los 200 mil pesos, dependiendo de la gravedad de la infracción. Estas medidas no tienen fines recaudatorios, sino que buscan fomentar el uso responsable y sustentable del recurso hídrico.
Finalmente, Valdivia Martínez informó que se espera la llegada de lluvias en junio, julio y agosto, lo que podría mejorar la situación hídrica. Conagua ha enviado comunicados a las autoridades municipales y al Instituto del Agua, exhortándolos a adoptar medidas de ahorro y cuidado del agua para enfrentar la sequía.