Una niña resultó con graves quemaduras en su cuerpo luego de que accidentalmente le cayera agua hirviendo.
El accidente doméstico se registró el pasado jueves por la noche en un domicilio ubicado en la calle Puerto de Chiclayo, esquina con la avenida José Femat Gutiérrez, en el fraccionamiento Villas del Puertecito.
Hasta el lugar acudieron policías estatales y una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, luego de que en el número de emergencias 911 se recibió un reporte informando que una niña se había quemado con agua hirviendo.
Al llegar, encontraron a una pequeña de 7 años que presentaba quemaduras de segundo grado en el cuello y tórax. Una vez estabilizada, fue trasladada de inmediato para recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio, donde se reportó su estado de salud como delicado pero estable.
Según la versión de los familiares, la niña intentó quitar una olla que estaba en la estufa y contenía agua hirviendo. Al realizar esta acción, se quemó las manos, lo que provocó que soltara la olla y el líquido le cayera sobre el cuello y pecho, resultando lesionada de esta forma.