Al señalar que la Administradora del Centro Comercial Agropecuario acata a la ley y por esa razón se suspende temporalmente el cobro del estacionamiento por medio de las plumas de acceso, su presidente Gerardo Palomino Macías aseveró que esta estrategia busca ordenar al mercado y darle espacios a los clientes para que puedan ingresar y realizar sus compras.
Aseveró que la invasión de espacios de aparcamiento por parte de los vehículos de los trabajadores, condóminos o por los renteros es un comportamiento que no puede seguir y debe establecerse un orden, para que realmente pueda cumplir con su objetivo de abrir la oportunidad a los clientes para que puedan entrar.
En entrevista con El Heraldo, el dirigente de la Administradora sostuvo que la operación del estacionamiento fue avalado por una asamblea de Condóminos y de la mesa directiva, “este proceso no fue mi decisión unilateral, eso no funciona aquí, aquí somos condóminos y deben tomarse las decisiones en conjunto”.
Agregó que las tarifas establecidas para el cobro del servicio con plumas de acceso se encuentran autorizadas por el Municipio de Aguascalientes a través de la Dirección de Mercados, Áreas Comerciales y Estacionamientos.
Luego, explicó que el servicio de estacionamiento se optó a ser concesionado a una empresa, para evitar que el Consejo de Administración no se distraiga en asuntos donde debe estar al pendiente para garantizar un óptimo funcionamiento dentro del mercado.
Señaló que la empresa concesionada deberá estar reportando el comportamiento de este servicio una vez que sea reanudado en su cobro y de esta manera avanzar en la estrategia de poner orden dentro del mercado y especialmente se requiere la colaboración de los comerciantes condóminos sean propietarios y renteros, así como de todos los trabajadores para sacar sus vehículos para ofrecer esos cajones a los clientes.
Finalmente, sostuvo que este servicio se aplica para proteger a los clientes que muchas veces estuvieron involucrados en accidentes viales al estar realizando sus compras y dejando sus vehículos fuera del mercado y en dobles filas.