El Centro Comercial Agropecuario no ha bajado ni bajará la guardia ante la contingencia sanitaria por el COVID-19 y en estos tiempos de nueva normalidad mantiene los procesos de sanitización diaria de sus instalaciones, para dar seguridad y confiabilidad a los clientes para que acudan a realizar sus compras, sin olvidarse de su cubrebocas y la sana distancia.

Gerardo Palomino Macías, presidente del Consejo de Administración del CCA, se pronunció por la permanencia de una brigada de la Guardia Sanitaria en este espacio que congrega día a día a más de diez mil trabajadores y una creciente población de consumidores, donde todos son corresponsables para cumplir con el autocuidado de su salud.

Aseveró que en la nueva normalidad, el Centro Comercial Agropecuario ratifica la obligatoriedad de utilizar cubrebocas y sanitizar el mercado cada día, e incluso han mejorado las ventas a un 60 por ciento de su capacidad instalada, gracias al anuncio de apertura por parte del gobernador del estado, aunque debe aclararse que este mercado siempre ha estado abierto y funcionando.

En entrevista con El Heraldo, el dirigente del CCA señaló que los horarios de atención al público en general en estos tiempos de contingencia sanitaria se mantienen de las cinco de la mañana a las dos de la tarde.

Aunque aclaró que el Centro Comercial Agropecuario nunca se cierra en los hechos, porque los condóminos tienen tareas para limpiar o aceptar nueva mercancía en los horarios autorizados para la carga y descarga.

Gerardo Palomino Macías mencionó que la Guardia Sanitaria ni otra autoridad ha aplicado sanciones a los condóminos o tenedores de piedras en los tianguis por incurrir en violaciones en la normatividad sanitaria, pero sí se ha dado un intenso trabajo de difusión y concientización entre todas las personas que acuden a este mercado día a día para cuidarse a sí mismas y a los demás.

Finalmente informó que los comerciantes de este mercado de abastos se encuentran comprometidos con apoyar a la población vulnerable mediante la donación semanal promedio de 20 toneladas de frutas y verduras, las cuales se distribuyen a través de diversas instituciones de carácter social.

¡Participa con tu opinión!