En lo que va del año, el DIF Estatal a través de la Dirección de Asistencia Jurídica Familiar ha atendido 86 reportes de maltrato o abuso en contra de adultos mayores y personas con discapacidad. En tres de estos casos se ha tenido que resguardar a los abuelitos, informó Luz María Sánchez del Valle, directora del área.
Sánchez del Valle comentó que la dependencia a su cargo atiende conflictos familiares, situaciones de abandono, de omisión de cuidados, negligencia y cualquier conducta que atente contra los derechos de adultos mayores. Apuntó que durante el año 2021, DIF Estatal atendió 164 reportes, de los cuales 98 correspondieron a mujeres y 66 a varones. La mayoría, son situaciones de negligencia y descuido por parte de los hijos.
Algunos adultos mayores también suelen padecer violencia económica, la cual abarca la disposición de su pensión por parte de sus familiares y hasta el despojo de sus bienes. Asimismo, muchos de ellos son víctimas de violencia emocional; principalmente reciben chantajes y agresiones verbales.
“Cuando vemos que hay una situación de abandono total o de falta de red de apoyo familiar en el DIF, tratamos de proteger los derechos de las personas adultas mayores o de personas con discapacidad, resguardándolos”, dijo la directora de Asistencia Jurídica Familiar.

NO CALLEMOS
Quienes sean testigos del ejercicio de violencia en contra de cualquier adulto mayor, pueden realizar su denuncia de manera anónima a través del área de Trabajo Social en el número (449) 910 25 85, ext. 6412 y 6590.

TAREA DE PESO
La Dirección de Asistencia Jurídica Familiar es la encargada de brindar atención a los reportes de maltrato de adultos mayores, de personas con discapacidad y de personas en situación de calle que se realizan ante el DIF Estatal.