Diana Baptista
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 18-Ago.- Ya sea en el hogar, en la calle, en la escuela o en el trabajo, dos de cada tres mexicanas han sido víctimas de violencia al menos una vez en su vida.
Según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) 2016, cuyos resultados fueron presentados ayer, 30 millones de mujeres de 15 años o más –66.1 por ciento del total– han sufrido violencia física, sexual, emocional o económica.
«Los resultados de la Endireh muestran que la violencia de género es muy elevada en nuestro país», alertó Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
Las entidades con mayor proporción de agresiones contra las mujeres son la Ciudad de México, el Estado de México, Jalisco, Aguascalientes y Querétaro.
El ámbito de pareja fue el más peligroso, pues el 44 por ciento de las mujeres reportó haber sufrido violencia durante su actual o última relación.
De ellas, el 79 por ciento no denunció ni pidió apoyo por miedo a las consecuencias, por vergüenza, o por no saber cómo hacerlo, entre otros factores.
En la calle, parques y transporte público, el 38 por ciento de las mujeres experimentó violencia, en particular de índole sexual, que incluye desde piropos hasta violaciones.
La violencia más común es la emocional, que afectó a casi la mitad de las mexicanas.