Staff
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-La crisis económica que trajo la pandemia de Covid-19 ha mermado los ingresos de más personas en México.
En la edición de marzo 2021 del Estudio Nacional sobre el Impacto del Covid-19, realizado por la firma ACSI Research con base en encuestas aplicadas de manera virtual a mil 200 personas en el País, el 39.9 por ciento indicó que sus ingresos disminuyeron considerablemente a raíz de la pandemia, pero que sobrellevan la situación.
Dicha tasa está 5.4 puntos porcentuales arriba respecto al resultado del estudio de julio del 2020, cuando el 34.5 por ciento contestó que sus ingresos disminuyeron considerablemente a raíz de la pandemia.
Por el contrario, en el estudio de marzo del 2021, solo el 3.5 por ciento de los encuestados indicó que no cuenta con ingresos y que recurrirá a préstamos o venta de activos para subsistir, mientras que en julio del 2020 era el 6.2 por ciento.
Alfredo Aceves, académico de la Universidad Panamericana, comentó que la pandemia del Covid-19 creó una crisis económica sin precedentes.
México ha sido de los países más afectados, a causa de las pocas medidas que ha tomado el Gobierno federal para contrarrestar los efectos de este problema económico.
“En el 2019 no crecimos (económicamente), en el 2020 decrecimos (8.5 por ciento) y este 2021 no pinta para ser un gran año (…). Es importante saber que la economía no funciona en términos de fechas”, agregó Aceves.
Esto se traduce en un golpe al poder adquisitivo de las personas, con efectos de largo plazo, ya que se perdieron empleos, no hubo apoyos fiscales, entre otras carencias.
“Con la pérdida de empleos se pierde el ingreso de las personas y esto obviamente impacta las ventas de las empresas. Es un círculo vicioso que se genera a partir del parón económico”, comentó el experto.
Desde que comenzó la pandemia, marzo del 2020, al cierre de febrero pasado México acumuló una pérdida de 676 mil 598 empleos formales, mientras que en Jalisco la baja acumulada es de 37 mil 233 puestos, de acuerdo con registros del IMSS.
El estudio de ACSI Research también indica que el uso del servicio de comida a domicilio por parte de los entrevistados creció.
En agosto del 2020 era el 36.6 por ciento la tasa de uso, mientras que en marzo del 2021 fue del 47.3 por ciento.