Daniel Santiago Cruz
Agencia Reforma

Monterrey, México.-Con un agradecimiento especial al personal de salud por su sacrificio al atender a los enfermos en estas fechas especiales, el Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, envió hoy su mensaje del último domingo previo a la Navidad.

“De antemano agradezco a los doctores, a las doctoras, a los y las enfermeras, a todo el personal de salud y a todos los que cuidan de nosotros en estos días de Navidad, que se sacrificarán para que nosotros podamos tener serenidad, y podamos recibir las ayudas que necesitamos”, expresó el prelado.

“A todos les deseo Feliz Navidad, pero de modo especial, a aquellos que más se sacrifican por nosotros, y no olvidemos a los pobres”.

En lo que el calendario católico marca como el último domingo de Adviento, el Arzobispo regio invitó a reflexionar sobre el significado de estas fechas en medio de la pandemia por Covid-19.

“Si bien en nuestros días existe una realidad que nos cuestiona y nos hace estar, en cierta forma, envueltos en un ambiente de incertidumbre e intranquilidad, no debemos dejarnos llevar por ese temor, debemos fortalecer nuestra esperanza y levantar nuestra cabeza mirando al cielo.

“Busquemos vivir el verdadero sentido de estas fechas. Hagamos de la Noche Buena y del día de Navidad, un momento de regocijo y gratitud, teniendo en nuestro corazón a quienes no están con nosotros, recordándolos con alegría, haciéndolos presentes con los buenos recuerdos, los cuales, finalmente, nos ayudarán a mantener viva la esperanza de que algún día, todos nos reuniremos en la Casa del Padre”.

Cabrera López invitó a los católicos a unirse, desde sus hogares, en la Misa de Noche Buena que celebrará el jueves 24 de diciembre a las 19:00 horas desde la Catedral Metropolitana.

“Cuidémonos y cuidemos de nuestros seres queridos, como lo piden nuestras autoridades de salud, para que juntos podamos vivir unas felices fiestas de Navidad”, expresó.