Claudia Guerrero 
Agencia Reforma

CDMX.- Luego que Miguel Ángel Félix Gallardo, alias el “Jefe de Jefes”, deseó desde la cárcel que “le vaya bien” al Presidente en su intento por reducir la violencia en el país, Andrés Manuel López Obrador dio las gracias al sinaloense señalado por el homicidio del agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena.

“Le agradezco mucho sus buenos deseos”, dijo el Mandatario federal en conferencia matutina.

“Yo también quiero que él comprenda mi situación, que yo no quiero que sufra nadie, no quiero que nadie esté en la cárcel, yo soy un humanista, estoy formado en la escuela de la no violencia, pero que Gobierno para todos y que tengo que hacer que se cumplan las leyes”, agregó.

El jefe del Ejecutivo señaló además que si cumple con los requisitos, habrá liberación para el también apodado “Padrino”.

“Que en su caso, si se termina de revisar, este asunto corresponde a la Fiscalía, de que no tiene ya ningún pendiente, porque ya cumplió con estar en la cárcel, durante algún tiempo y que si ya tiene derecho a salir, que yo no me opongo a eso”.

– ¿Le daría la amnistía para reos de la tercera edad?, se le cuestionó a López Obrador.

“Si se justifica en lo que se está elaborando, desde luego que sí, porque él por edad, por enfermedad, ya podría salir, pero hay que ver cómo se termina de elaborar el decreto, eso es lo que puedo contestar”, agregó.

Esta semana, Félix Gallardo fue entrevistado por la cadena estadounidense Telemundo desde la prisión de Puente Grande, Jalisco.

“Sé que el señor Presidente es un hombre de buena voluntad que está combatiendo la desigualdad social. Está dando pensiones, está dando muchas cosas”, declaró el sinaloense.

“Y yo no le quitaría su tiempo. Yo soy un cadáver, el cual no aspira a más de ser enterrado en la raíz de un árbol. No le estoy pidiendo nada al señor. Al contrario, ojalá y le vaya bien”.

Félix Gallardo, en prisión desde desde 1989, aseguró que en su tiempo, en Guadalajara, nunca existieron los cárteles, y negó haber conocido a Rafael Caro Quintero y a Ernesto Fonseca.