TORONTO, Canadá.-De ganar el Emmy el lunes pasado por su trabajo como Mejor Actor en El Juego del Calamar, el surcoreano Lee Jung-jae llegó a presentar su filme debut Hunt.

¿El común denominador entre estos dos hechos? Los nervios y la incertidumbre.

Así lo explicó quien estuvo desde el jueves presentando su trabajo en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), y luego de que en la primavera lo mostró en Cannes.

Jung-jae se convirtió en el primer actor asiático en ser candidato y ganador del reconocimiento que otorga la industria televisiva, y su papel de Seong Gi-hun le ha redituado satisfacciones.

«No se trata sólo de la fama que te da, que la agradezco, yo sigo siendo la misma persona. Se trata de tener acceso a mejores papeles, de obtener puentes hacia productores y directores.

«Esto que estoy viviendo ahora no sería posible sin El Juego del Calamar. Y yo tengo una carrera de más de 20 años, pero a nivel mundial esto ha sido una locura», expresó el histrión, quien firmó con la agencia CAA en EU en febrero pasado.

Lee Jung-jae coprotagoniza, junto a Jung Woo-sung, el filme Hunt, el cual es un thriller situado en Corea del Sur, y donde ambos deben identificar a conspiradores en contra del presidente de su nación. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)