Por FRANCISCO VARGAS M.

Como es ya toda una tradición en cada Feria Nacional de San Marcos, el senador, empresario y ganadero coahuilense Armando Guadiana Tijerina ofreció un agradable convivio y tienta en Chichimeco, donde, a invitación del gentil anfitrión, se dieron cita amigos, entre ellos, el contador y ganadero Juan Pablo Corona Rivera y el también criador de reses bravas, licenciado Emanuel Carrillo, y el también licenciado Gerardo Covarrubias, así como varios invitados especiales.
En el tema taurino, Armando Guadiana probó la bravura de dos vacas, así como un par de novillos, mismos que fueron estoqueados por los matadores de toros Israel Téllez y el aguascalentense Miguel Aguilar, participando también los jóvenes novilleros Eduardo Neyra, Diego Garmendia y Luis Garza.
En lo que se refiere a las hembras, destacó la segunda de ellas, de pinta sarda, que ofreció embestidas claras, fijas y con clase, mientras, en lo que se refiere a los machos, los dos cumplieron sobradamente en varas, haciendo la misma suerte el experimentado picador Mauro Prado, astados que tuvieron bravura y transmisión, permitiéndole a Israel Téllez y a Miguel Aguilar expresar su toreo de calidad, largueza y profundidad, como lo hicieron también los jóvenes novilleros, quienes, además, tuvieron la gran oportunidad de afinar aspectos técnicos.
Concluida la parte taurina, Armando Guadiana Tijera y familia compartieron el pan y la sal con sus amigos e invitados, comida que estuvo compuesta por una rica paella, acompañada de refrescantes bebidas, que tuvo como aderezo amenas charlas relacionadas a la más hermosa de las fiestas, sin faltar el toque musical a cargo del estupendo cuarteto Los Pipos y el grupo norteño Yeverino, de la ciudad de Saltillo.
Sin duda, una tarde y convivio campero por demás ameno, que todos disfrutamos, donde se confirmó, una vez más, que: “La grandeza del toreo es la bella creación del arte, en donde se pone en juego la existencia de la vida sobre la muerte”. (pacovargas_@hotmail.com )

¡Participa con tu opinión!