Por FRANCISCO VARGAS M.

Agradable resultó la tradicional comida anual de la Comunidad Taurina de Aguascalientes, misma que se llevó a cabo en el corredor de acceso a la localidad de sombra de la Plaza Monumental de esta ciudad capital, teniendo como invitado de honor al senador de la República en representación del Estado en la LXIV legislatura del Congreso de la Unión, Juan Antonio Martín del Campo.
El encargado de dar la bienvenida a todos los presentes e invitados fue Luis Obregón Pasillas, quien agradeció su presencia como también a todos los que dieron su total apoyo para realizar este estupendo convivio, mismo que disfrutó del mismo cerca de 800 personas.
Posteriormente, se le cedió la palabra al senador Antonio Martín del Campo, quien expresó su alegría por estar una vez más y disfrutar de este evento gran anual.
Recordó que cuando contendió a la alcaldía, siempre brindó su apoyo incondicional a la fiesta brava, como lo sigue haciendo ahora como senador, realizando y promoviendo leyes en favor de todos y fortaleciendo la fiesta brava.
Destacó que no podemos permitir la desaparición de la fiesta, como también subrayó la importancia que tiene la misma para nuestra ciudad y país, por lo que se comprometió ante la comunidad taurina que continuará en defensa y apoyo a la más hermosa de las fiestas desde la trinchera que ocupa, ya que es generadora de miles de empleos, además de su gran aportación que tiene en el ámbito cultural y social, concluyendo que continuará con proyectos y apostando por Aguascalientes.
Una vez que se degustó de una rica paella elaborada por Jorge Delgado “Evodio”, misma que disfrutaron el propio senador Antonio Martín del Campo, los representantes de Espectáculos Taurinos de México, Mariano del Olmo y Juan Carlos López de los Reyes, así como matadores de toros, novilleros, ganaderos, subalternos, miembros de peñas taurinas, compañeros colegas periodistas y cronistas de diferentes medios informativos, miembros de grupos taurinos de redes sociales y aficionados, se realizó la lidia a la usanza española de dos astados de la ganadería de Puerta Grande, misma que estuvo a cargo de los jóvenes diestros acalitanos Gerardo Adame y José María Pastor.
Gerardo Adame, quien vistió de charro, se enfrentó a “Hasta el Año Próximo”, número 174, al cual recibió con capa por verónicas jugando los brazos, cerrando con dos pintureras medias y revolera. Ya con muleta realizado su brindis a Antonio Martín del Campo, ante un novillo brusco e incómodo, trazó pases por el derecho de buena factura, a pesar del viento que lo molestó, alcanzando sus mejores momentos por el izquierdo, logrando naturales ayudándose con el simulado, terminando con labor de aliño con pases de pitón a pitón y doblones. En la suerte suprema dejó una estocada hasta los gavilanes, por lo que fue premiado con dos orejas por parte de Adrián Sánchez, quien fungió como juez de plaza.
José María Pastor, ataviado con el traje corto, a su astado “Viva la Tauromaquia” herrado con el número 373, lo recibió con una larga cerrada en tablas y mandiles, quitando por ajustadas gaoneras. Cubrió de manera fácil y con lucimiento el segundo tercio, brindando también a Antonio Martin del Campo, logrando enseguida una faena entendida y de gran trazo a un burel con poca transmisión que embestía con sosería y salía al final del muletazo distraído, concluyendo con apretadas manoletinas. También cobró una gran estocada, por lo que se le otorgaron las dos orejas.
De esta manera llego a su término esta gran comida anual, que resultó una vez más todo un éxito. ¡Enhorabuena! a todos los organizadores y colaboradores que formaron parte de la misma. (pacovargas_@hotmail.com <mailto:pacovargas_@hotmail.com>)