Agotados los cubrebocas en las farmacias de Aguascalientes ante el anuncio de los primeros casos de coronavirus en el país, reconoció el presidente de la Unión de Propietarios de Farmacias de Aguascalientes, Alfonso Contreras Campos, quien llamó a la población a no hacer compras de pánico de un producto que por el momento es innecesario, el cual debe ser usado solamente por pacientes enfermos para evitar contagios.
En entrevista con El Heraldo, el representante de las farmacias en la entidad indicó que en la actualidad no hay cubrebocas en ninguna botica de Aguascalientes y no hay fecha de cuándo se pueda volver a surtir dicho producto. “Anduvimos investigando en las agencias productoras, en los depósitos de dental y todos están vendidos y la producción todavía es incierta, pero realmente pues eso no es ningún problema porque es una compra de pánico que no tiene sentido”.
Ante tal situación, dijo que ha acordado con las distintas farmacias generar un stock de cubrebocas, a fin de que cuando se tenga realmente el problema, se cuente con producto suficiente para abastecer la demanda de la población, además de reconocer que no pueden limitar la venta si la gente los solicita.
Asimismo, aclaró que el cubrebocas como tal resulta innecesario, toda vez que éstos son de uso particularmente entre pacientes que están enfermos para evitar que contagien a la gente sana, esto incluso si tienen cualquier síntoma de catarro común. Aunque subrayó que lo importante es seguir el protocolo establecido para la influenza por la Secretaría de Salud, de toser y estornudar tapándose la nariz y la boca con la parte interior el codo, no dar saludos de besos, lavarse frecuentemente las manos y usar gel antibacterial; “esas sí son medidas fundamentales, por eso el cubrebocas no es indispensable”.
Finalmente, Contreras Campos negó tajante que se hayan dado aumentos de precios en los medicamentos, bajo el pretexto de la aparición de los primeros casos de coronavirus en México, argumentando que las ventas en las farmacias han estado bajas, además de que lo tienen prohibido por la autoridad de la Profeco. “Eso generaría un problema tremendo, si aumentan las farmacias, la industria se muere. No podemos hacerlo”.