Marlen Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En agosto pasado, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no recibió ni un solo peso para subsidio de tarifas eléctricas, luego de que durante los meses anteriores se le transfirieran 70 mil 279 millones de pesos, el total del presupuesto para todo el año, de acuerdo con el último reporte mensual de la Secretaría de Hacienda.

Joel Tonatiuh Vázquez Pérez, investigador especializado en transición energética del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), explicó que los altos precios de los combustibles y los costos de generación de la CFE han provocado que los subsidios aplicados en los primeros siete meses del año requirieran el total del presupuesto.

«Alguien tiene que pagar el costo de la energía y sólo hay de dos opciones: si se quieren mantener la promesa de que no aumenten las tarifas, las transferencias tienen que aumentarse a pesar de lo aprobado, y si no, la CFE operará en números rojos», vaticinó el especialista.

Este es el segundo año en que la CFE se termina los recursos presupuestados antes de que concluya el año, ya que en el 2020 Hacienda terminó de transferir los recursos presupuestados en octubre y en el último bimestre la empresa estatal no observó mayores traspasos del Gobierno.

Desde 2015, la Secretaría de Hacienda debe indicar de manera expresa los fondos para compensar a CFE Suministro Básico el subsidio que se da a usuarios residenciales de bajo consumo y agrícolas.

Anteriormente, los subsidios los absorbía la CFE, pero esto cambió con la reforma energética de 2014 y ahora si el Gobierno federal decide subsidiar las tarifas eléctricas, debe incluir los recursos en el Presupuesto para transferírselos a la empresa estatal.

Sin embargo, a pesar de que en agosto pasado la CFE no recibió el monto para este concepto, las tarifas residenciales continuaron en los niveles de subsidio y sólo incrementándose con respecto a la inflación.

Hacia adelante, Vázquez consideró que de ser aprobada la iniciativa de contrarreforma eléctrica, aumentaría los costos de generación de la CFE, con lo que de mantenerse la política de tarifas residenciales sin cambios en términos reales, las transferencias de la Secretaría de Hacienda a la empresa estatal también se incrementarían.

Para el próximo año, de acuerdo con el Proyecto de Presupuesto de Egresos, el Gobierno federal prevé destinar 73 mil millones de pesos a la CFE para subsidio de tarifas eléctricas.