Salvador Rodríguez López

Resulta irónico que las grandes empresas se niegan a pagar lo que corresponde por litro de leche y al mismo tiempo se diga que Aguascalientes produce en cantidad y calidad, galardones que no sirven de nada si no se refleja lo que en justicia les corresponde.

Es un problema que tiene tiempo y que no encuentra respuesta debido a la negativa del Gobierno Federal de apoyar a este importante sector, dejándolo a merced de lo que decidan las compañías que pagan un precio que está lejos de la realidad.

Por una parte, con motivo del Día Mundial de la Leche, la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial destacó que en la entidad participan 2 mil 300 ganaderos, que generan una producción superior a los 428 millones de litros y un valor de 2 mil 639 millones de pesos, por lo cual se ubica en el décimo lugar del ranking nacional agropecuario en producción de leche, pese a que en décadas pasadas llegó a ser la tercera región productora del país.

Su importancia en la economía es manifiesta, lo que supondría que deberían tener una mayor atención de las autoridades nacionales, en función que la venta la hacen a firmas de varias partes de la República, por lo tanto se requiere que a nivel central se haga el papel de mediador, pero se ha preferido dejar que la situación siga su curso, lo que empieza llevar a la descapitalización a grandes, medianos y pequeños productores, ya que afecta a todos la actitud que han asumido los industrializadores.

El presidente de la Asociación Ganadera local de Productores de Leche, Óscar Gutiérrez, destacó que alrededor de 300 de sus compañeros han participado en los plantones que se han llevado a cabo afuera de una empresa, como medida de presión a sus demandas, además estuvieron en las manifestaciones que realizaron ganaderos de Encarnación de Díaz, Jal., acciones que no han sido suficientes para que las corporaciones acepten mejorar el precio.

La petición que hacen es que aumente en dos pesos el pago por litro de leche, pero no se ha tenido un avance. Lo único que consiguieron fue la aceptación de crear una mesa de diálogo, pero de última hora la cancelaron, actitud que provocó que redoblen los esfuerzos para alcanzar ese propósito.

Independientemente del nulo interés oficial por encontrar una salida satisfactoria, los ganaderos siguen enfrentado el fuerte impacto que provocan las importaciones de leche en polvo y derivados lácteos, como yogur, leche condensada y quesos, etc., lo que ocasiona un severo daño a sus intereses debido a que se promueve su venta en tiendas de autoservicio transnacionales sin importar el impacto que significa para la ganadería mexicana.

En múltiples ocasiones han pedido que se reduzca las importaciones de ese tipo de productos y al mismo tiempo se apliquen programas de atención y apoyo a los productores nacionales, sin encontrar eco en la Federación, lo que puede originar la desaparición, en primer término de los pequeños productores y después de las otros grados, ya que no es posible trabajar por largo tiempo con números rojos y menos en un medio donde están expuestos a situaciones inesperadas que ponen en peligro hatos.

LOS GRUYERO

La exigencia que hacen los taxistas para que se ponga un freno a la actitud que adoptan las empresas concesionarias del servicio de grúas de tránsito, no es nueva y tampoco es exclusiva de Aguascalientes. Hay denuncias en varias partes de la República por la forma en que “trabaja” este tipo de negocios y que a decir de los perjudicados lo hacen en contubernio con las autoridades de tránsito y los elementos de a pie, de otra manera no se explican cómo es que se actúe con total impunidad.

El líder de Taxistas Revolucionarios, José del Refugio Eudave Ortiz, señaló que junto con APTA, ACOTA, AUTO, TUA y la que él dirige, están en total desacuerdo con este tipo de situaciones, al considerar los cobros abusivos que hacen por el “arrastre” de los vehículos a la Pensión Municipal.

Demandan a las autoridades municipales que ponga un alto a las tarifas que imponen, ya que en más de las veces ronda en 1,500 pesos. En el caso concreto de los taxistas solicitaron hace tiempo que fueran grúas de tránsito las que llevaran a cabo ese operativo, sin que hasta la fecha exista una respuesta. Pagar tal cantidad es independiente a la pensión, tiene que hacerse aún cuando no tengan la culpa de un incidente.

Se ha hecho costumbre en los gruyeros que cuando un taxi participa en un accidente trasladan el vehículo hasta la pensión de Paraíso, en lugar de hacerlo a la que está cerca de Las Violetas, para así cobrar más; antes la tarifa oscilaba en los 400 pesos y ahora es más del triple, con el pretexto de que tienen que hacer varias maniobras para bajar la unidad de un camellón o de una banqueta.

Desde el punto de vista de Eudave Ortiz “maniobras reales serían voltear la unidad que se volcó o que se fue a un barranco, pero no por bajarla de un camellón”.

Se han tenido reuniones con la presidenta municipal y con el director de Tránsito “pero no resuelven nada, lo que nos hace pensar que le dan todo el apoyo a los concesionarios de las grúas”, reiteró el dirigente.

Van a seguir insistiendo para que se ponga un freno a las arbitrariedades de esos servicios, lo que ha sido más notorio desde el año pasado y en lo que va de 2021, hecho que lesiona los intereses de los concesionarios ya que deben erogar una o más cantidades para que les entreguen la unidad, que por regla general es el sustento diario de dos o tres familias.

Lo que hacen aquí es una copia de lo que ocurre en otras partes del país, es el caso de Tlalnepantla, Estado de México, donde en 2010 hubo constantes denuncias en contra de las empresas operadoras de grúas, lo que llevó al entonces presidente municipal Arturo Ugalde a implementar un nuevo servicio de grúas, con el que pondría orden y habría transparencia en su actuar. En 2015 en el entonces Distrito Federal, un ciudadano denunció que se llevaron su automóvil al corralón, por supuestamente estar estacionado junto a una toma de un hidrante, y aún cuando demostró que lo tenía a más de 60 pasos de esa toma de agua, sus objeciones no fueron escuchadas, además el supuesto hecho ocurrió en la delegación Benito Juárez pero el vehículo lo llevaron al corralón de la delegación Álvaro Obregón; sus alegatos no sirvieron de nada ya que tuvo que pagar una multa de un acto que no cometió y de la grúa que llevó la unidad a un lugar distante para cobrar más.

Algo tiene que hacer aquí la alcaldesa interina Juana López y frenar hoy una actitud fuera de todo orden de esas empresas.

EVITAR EL USO DE PÓLVORA

El administrador diocesano de Aguascalientes, Juan Gabriel Rodríguez Campos, dio a conocer que hubo un acercamiento con el gobernador del Estado, Martín Orozco Sandoval, para ver la manera de evitar la quema de pirotecnia en las fiestas patronales, para ello se elaborará un protocolo interno de la Iglesia para tal fin. Es una situación que surgió luego de la explosión que ocurrió en el templo de la comunidad de El Chiquihuitero, perteneciente al municipio de Calvillo, lo que les costó la vida a dos mujeres y ocasionó fuertes daños materiales. El responsable de la Diócesis de Aguascalientes dijo que el uso de la pólvora depende de cada parroquia, ya que hay lugares en que los mismos fieles piden que la haya, por lo que se debe reflexionar lo que mejor convenga a cada congregación. Afirmó que de lo que resulte de la investigación que tiene lugar sobre dicha explosión, hay gastos que cubrirá la Iglesia Católica. Hizo hincapié que “la fiesta más grande es la que está en nuestro corazón”, aunque no está por demás que se analice suplir la quema de cohetones por otra forma de demostrar júbilo y así no exponer a las personas que se encuentran cerca del lugar en que están guardados o que son utilizados en la calle en fechas especiales.