Una costumbre muy enraizada en los adjetivados gobiernos neoliberales fue enviar  hasta junio o julio una parte del financiamiento que requerían los estados para la obra pública, pero en la actual administración federal ni siquiera contestan el teléfono, lo que mantiene sin trabajo a gran número de compañías constructoras, empresas contratistas y a miles de trabajadores.

Se esperaba que julio fueran radicadas las primeras ministraciones, con lo que se iniciaran las actividades pero ya se entró al octavo mes sin que exista el menor interés de atender un reclamo generalizado en el país.

Sobre el particular el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en la entidad, Ángel Palacios, subrayó que el panorama no pinta nada halagüeño, ya que lo único que hay es una creciente incertidumbre pues desconocen cuándo canalizará el gobierno central el dinero que se requieren para la ejecución de las obras previstas.

Lo único que queda es solicitar al representante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que intervenga ante las oficinas generales y se logre destrabar el presupuesto, aunque no deben hacerse muchas ilusiones porque todas las decisiones están concentradas y sólo en la capital del país saben cuándo autorizarán el envío.

Otro punto igual de álgido es el de los recortes presupuestales que se han registrado, al resultar Aguascalientes sumamente perjudicado, toda vez que de los 800 o 1,000 millones de pesos que en otros años se autorizaron, para 2020 la SCT tiene previsto sólo 190 millones, en tanto la Comisión Nacional del Agua dispone de una ridícula cantidad de 6 millones, en lugar de los 400 presupuestados con toda oportunidad.

De manera general hay desaliento toda vez que la pandemia y la ausencia de apoyo de la Federación a la planta productiva del país, está cobrando una factura en el desarrollo de la economía, tan es así que el Inegi anunció el jueves pasado que el Producto Interno Bruto (PIB) de México durante el segundo semestre del presente año, se desplomó en 17.3%, en relación con el primero.

Entre los sectores más dañados es el de la construcción, que en el Paquete Económico 2020 destinó para vivienda social  2 mil millones de pesos, en lugar de los 6 mil millones que se requerían, por lo que no se cubre el déficit por cerca de 10,000 viviendas en el país.

Se desconoce las razones que tengan en la capital para dejar desguarnecidos a los estados con una actitud que va en contra de sus compromisos, como es la creación de empleo, ya que en el caso de la industria de la construcción es de las que más lo generan, por ende tendría que recibir el apoyo necesario.

Por ahora la única posibilidad es esperar el arranque de las obras del libramiento poniente, pero dependerán de que la empresa que lleve a cabo los trabajos haga las contrataciones respectivas, por lo que las oportunidades serán estrechas.

El dirigente de la CMIC puntualizó que la ausencia de la Federación no ha sido pareja en la República, ya que hubo algunos estados donde resultaron favorecidos, “pero lamentablemente no en el caso de Aguascalientes”, que ha sido severamente castigado.

SÓLO ASÍ ESCUCHAN

La “clausura” de las oficinas centrales del Instituto de los Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), por presuntamente no atender las necesidades médicas de personas que viven con VHSIDA, obligó a las autoridades a dar una respuesta inmediata y asumir compromisos de que no faltarán medicamentos y la atención que corresponde.

A los aguascalentenses les resulta raro que ocurran estos hechos, tan comunes en la capital del país y el Estado de México, además de las tradicionales tomas de vías del ferrocarril por maestros y normalistas en Michoacán y Guerrero para obligar a que las autoridades respectivas den una respuesta puntual, que de retrasarla o no haberla ya saben cuáles serán las consecuencias.

Esto que se vivió el pasado 28 de julio por un grupo de de enfermos fue para exigir la reactivación de las revisiones médicas, las cargas virales y los conteos linfocitarios, los estudios clínicos generales, las consultas médicas de seguimiento y el cumplimiento de lineamentos por todas las instituciones.

En el pliego petitorio reclamaron la necesidad de contar con médicos que estén capacitados para atender a los pacientes de VHSIDA, que deben estar sensibilizados, libres de estigmas y discriminación. Asimismo, los médicos deben tener información actualizada y dejen de tratarlos como si fueran radioactivos o infectocontagiosos, por lo tanto aquellos que no se avienen a esas características deben dejar su lugar a otro profesionista que pueda cumplir esas exigencias.

En razón de la pandemia del coronavirus que impacta la vida de la entidad, demandan que no se olviden de ellos  y se tenga presente que por más de 40 años el VHSIDA ha provocado más de 40 millones de muertes, por lo que es un contagio igual o más letal que el Covid-19.

En Aguascalientes hay cerca de 2,000 personas con VHSIDA que reciben tratamiento en instituciones estatales, del IMSS y el ISSSTE, por lo que la exigencia es extensiva a estos dos últimos organismos, en espera que los asuntos que se presenten sean resueltos de manera perentoria.

En respuesta, el mismo martes 28 el director del ISSEA, Miguel Ángel Piza Jiménez, se comprometió a reunirse con los delegados del IMSS e ISSSTE para llevar a cabo una estrategia conjunta que evite la discriminación para estas personas y sobre todo que sean atendidas en tiempo y forma de acuerdo con los recursos que existan.

Sostuvo que el Instituto de Salud se encuentra “en la absoluta disponibilidad de escuchar a las personas que viven con el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida” y se les atenderá siempre “con diálogo y comunicación”, de igual manera les entregó un paquete de apoyo que había solicitado el Centro de Atención Vive Aguascalientes (CAVA).

Para darle seguimiento a las denuncias que hacen sobre discriminación o mala atención, Piza solicitó una lista pormenorizada de esas personas y así tenga el curso a cada caso, con lo que se puedan solucionar los problemas que existan.

El viejo estribillo que “hablando se entiende la gente” debería de ser una normal obligada entre las dependencias públicas y los ciudadanos, pero cuando no la hay o se rompe la relación vienen los problemas, que esta vez tuvo un final sin mayores sobresaltos, sin embargo debe servir como lección para todos los burócratas y evitar caer en la tentación de ver al pueblo como dicen que se ven los conejos desde las alturas.

PIAN PIANITO

El Comité Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) sabrá responder a las exigencias de la militancia y que como organismo vuelva a ser protagonista en la vida política y social de Aguascalientes, lo que será posible a base de esfuerzo, entrega y una fuerte dosis de impulso en todos los frentes. Acompañado de las palabras, la directiva que encabeza el profesor Herminio Ventura Rodríguez trabaja en la reestructuración del Consejo Político, como paso obligado para darle soporte a todos los actos que tengan lugar. La Comisión de Procesos Internos que preside el licenciado Francisco Ramírez Martínez recibirá las propuestas que deberán registrarse el día 21 del presente mes y veinticuatro horas después se conocerá el dictamen sobre los que cumplieron todos los requisitos y el 23 será el fallo de procedencia; en caso de haber dos o más planillas el 29 será la sesión selectiva y el 31 se sabrá el resultado final. En todo momento se respetará la paridad de género, lo mismo que deben tener cabida mayores de 35 años y menores de edad, para que exista equilibrio entre todos los segmentos del priismo. Lo que se hace es una demostración de trabajo a los incrédulos, adversarios y palmoteadores de otros partidos, que pregonaban que el PRI estaba en estado vegetativo