Víctor Osorio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las altas temperaturas y la sequía colocan este año a México en un escenario complejo en materia climática.
La temperatura media de enero a abril se ubicó por encima del promedio histórico.
El mes pasado fue de 23.2 grados Celsius, 0.9 por arriba de la media y 0.7 más que la de abril de 2023.
Y esta semana, se resienten los efectos de la segunda onda de calor del año. El martes se registraron 46 grados o más en las estaciones de Ciudad Altamirano, Guerrero; Boquilla, Oaxaca, y Garro, Veracruz.
En tanto, al cierre de abril, 68 por ciento del territorio nacional padecía insuficiencia de lluvia, 10.5 puntos más que al cierre de marzo pasado y 20 puntos más que al cierre de abril de 2023, de acuerdo con la última edición del Monitor de Sequía de México.
Y la sequía extraordinaria y excepcional afectaba al 28.9 por ciento del país.
Del 1 de enero al 5 de mayo de este año se registraron 50.7 milímetros de lluvia a nivel nacional, lo que representó un déficit de 28.2 milímetros o 35.7 por ciento respecto al promedio del periodo 1991-2020.
En abril la precipitación acumulada fue de solo 7.8 milímetros, 57.1 por ciento por debajo del promedio.
Se registró así así el tercer abril más seco en los registros desde 1941.
En la sesión de esta semana del Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) reportó que el promedio de almacenamiento de las 210 presas principales del país se ubicaba el pasado lunes en 41 por ciento, el más bajo de los últimos 10 años.
El almacenamiento total en esas presas sumó 15,291 millones de metros cúbicos, lo que representó un déficit de 23 por ciento respecto al promedio para la fecha.
El Sistema Nacional de Información del Agua (SNIA) reportó este martes 35 presas con almacenamientos menores a 10 por ciento y 8 de ellas completamente vacías.
Alivio potencial, con peligro
Los ciclones tropicales podrían aliviar la escasez de lluvias en el país, pero su creciente intensidad representa un peligro.
Al presentar, el pasado lunes, el Pronóstico Oficial de Ciclones Tropicales y Temporada de Lluvias 2024, La coordinadora del Servicio Meteorológico Nacional, Alejandra Méndez Girón, indicó que se espera que en el Atlántico se registren hasta 50 por ciento más sistemas que promedio, por el sobrecalentamiento del mar en ese océano, de más 1.5 grados Celsius en el Caribe.
Y el incremento de la temperatura, señaló ha propiciado que los fenómenos meteorológicos en el mundo sean cada vez más severos y destructivos.
«Las consecuencias del cambio climático en 2023 son evidentes, sobre todo en la intensificación de ciclones y tifones», apuntó.
«Esta adversidad exige fortalecer aún más los sistemas de información de alerta temprana en nuestro país y la colaboración entre instituciones nacionales e internacionales, como la existente con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos».