Un número importante de médicos en México y en Aguascalientes padecen ya del síndrome de fatiga crónica provocada por la sobrecarga física y tensión emocional en la atención de pacientes con COVID-19, reconoció el ex presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Aguascalientes, Ismael Landín Miranda.
En conferencia de prensa, el especialista indicó que a últimas fechas ha aumentado de manera importante el número de doctores que tienen lo que se conoce como síndrome de fatiga crónica, porque están cada vez con mayor estrés prácticamente en todas las profesiones de la salud ante la aparición de la pandemia.
En tal sentido, dijo que una de cada 6 muertes son justamente en profesionales de la salud, por lo que no saben en qué momento, en qué persona o en qué lugar del hospital les puedan contagiar, de ahí que el estrés que tienen prácticamente es permanente. Por lo cual dijo que no pueden determinar hasta este momento todas las repercusiones y secuelas que les pueda traer esta pandemia al gremio de los médicos, aunque lo único que sí se tiene certeza es de que van a cambiar los estilos de vida, las formas del manejo entre familia, las formas de relación, como comunidad y como instituciones de salud.
Landín Miranda resaltó que en el caso de México existen multifactores que pueden poner a la población en un mayor riesgo ante el coronavirus comparativamente con otros países, ya que mucha gente en general padece de hipertensión, sobrepeso o diabetes, además de que hay una falta de ejercicio físico y un estilo de vida de sedentarismo que lesionan gravemente. De ahí que recomendó a la población el bajar de peso y hacer ejercicio, pues no cuesta más, eso protege mucho más del coronavirus y es fundamental. “En España vemos que tienen a más viejos. Nosotros tenemos más población que tiene su modo de vida al aire libre, en España los pisos son encerrados, en Rusia son súper encerrados, entonces hay factores diferentes”.